Con el nuevo firmware aceptando tarjetas de hasta 32GB, se termina la limitación que impedía utilizar tarjetas de memoria de más de 2 GB en la consola aprovechando además realmente las tarjetas, pues ahora el contenido descargable para la Wii se podrá almacenar en la tarjeta.

A partir de ahora podremos descargarnos los juegos de la tienda directamente a tarjetas SD o SDHC, permitiendo hasta 240 canales en cada una de ellas. Como vemos, Nintendo sigue sin querer convertir a su consola en un centro multimedia como es la Play Station 3 o la Xbox 360 y prefiere seguir centrandose en el apartado de juegos, una estrategia que por ahora le está yendo de momento muy bien.