El tráfico de videojuegos vuelve a estar en el ojo del huracán, y esta vez no se trata de copias ilegales, ni de descargas p2p ni del top manta.

Se trata de algo tan extendido como legal, al menos hasta el momento, la compraventa de videojuegos en el mercado de segunda mano. Son varias las compañías que desde hace algún tiempo no han visto con buenos ojos este mercado, entre las que destacan Nintendo Y Electronics Arts .

La compañía japonesa ha estado barajando hasta el último momento antes de salir al mercado, la posibilidad de que el Wii Speak sólo pudiera estar disponible para el comprador del periférico, mediante la utilización de un código. Afortunadamente han desistido en el intento en esta ocasión.

Electronics Arts ya ha anunciado públicamente su descontento por las grandes sumas de dinero que mueve la segunda mano, sin que puedan sacar ningún beneficio. Según sus palabras, la industria del videojuego está muy perjudicada por la venta de segunda mano, ya que los derechos de propiedad intelectual no son revendidos, y sería necesario que un porcentaje de las sucesivas ventas recayese en la editora del videojuego revendido.

Epic Games, ha pasado también de la teoría a la práctica, en el videojuego de éxito Gears of Wars, ya ha aplicado una fórmula que dará mucho que hablar: mediante un código de un solo uso que venga con el juego original se podrán descargar partes de mapas, armas extra e incluso en futuros juegos, el jefe enemigo final.

Para los incrédulos, decir que hace ya tiempo que las grandes editoras y productoras de videojuegos se quejaron de lo perjudicial que les resultaba el alquiler, y ya han conseguido que un país con influencia en Europa como Bélgica, prohíba totalmente el alquiler desde el próximo día 1 de diciembre.

La Industria del videojuego ha pasado de ser un conjunto de empresas y desarrolladores con mucho entusiasmo y un gran futuro, a la poderosa Industria con ingentes beneficios que es hoy en día, con ventas en cualquier parte del mundo.

En mi opinión personal, totalmente subjetiva, arrebatarme el derecho a una futura trasmisión patrimonial con un objeto que me pertenece desde el momento en que lo compro, no debería salir gratis. Si quieren evitar mediante códigos que una copia pase al mercado de segunda mano, pónganlo a mitad de precio, y no demonicen a su gallina de los huevos de oro que somos nosotros, sus fieles clientes.


Etiquetas: ,