Con el paso del tiempo, los géneros en los videojuegos han ido extinguiéndose. Los juegos de plataformas están en un segundo plano desde que llegaron las tres dimensiones en forma de aceleradoras gráficas tiempo ha, los juegos de naves se han perdido casi de vista, y los juegos de puzzles comienzan a escasear fuera de los entornos de Nintendo.

Pero un género emergió con fuerza con el auge de las 3D, el de los Shooters en primera persona (FPS), en este caso Electronic Arts presenta un videojuego muy ambicioso con fecha de salida para el 4 de Diciembre en toda Europa para PC, Xbox 360 y PS3.

En The Saboteur, nos sumergimos en medio de la ciudad cosmopolita de Paris en pleno asentamiento Nazi, para hacer misiones de infiltración y sabotaje. La idea del juego es aunar el concepto de sigilo del legendario Commandos con una línea argumental muy atractiva al estilo de los Resident Evil (salvando las distancias del Survival Horror por excelencia).

Los desarrolladores prometen un nivel tal de inteligencia artificial que hará que podamos ser sigilosos o casi suicidas afrentando la misión cuál Rambo, de manera que los enemigos nunca en cada una de nuestras actuaciones actúen de forma similar para que no seamos sistemáticos ante situaciones parecidas en diferentes misiones sea cuál sea nuestra forma de afrontarlas.

Hay que reconocer que dentro del género FPS se echan de menos juegos con este carácter militar de infiltración, que abundan poco por desgracia para sus amantes. Lleva en desarrollo desde 2006, de modo que es posible que el motor gráfico no sea de última generación aunque la ambientación de París parece que es espectacular porque la han llenado de vida (como las ciudades de Assasin’s Creed) porque nuestro personaje interactuará con muchos secundarios en la atractiva historia que envuelve al juego.

En el video que acompaña el artículo se ven esbozos de esta mezcla entre infiltración y ataque masivo, para aquellos que esperan aún una secuela de juegos como Commandos o Hidden & Dangerous, este puede ser un tñitulo muy interesante.


Etiquetas: