La mejor consola de 16 bits de todos los tiempos, la NeoGeo dio a luz muchas joyas de la historia del videojuego. En plena década de los 90 con el auge de los juegos de lucha encabezado por Street Fighter II, Neo Geo sacó varios rivales que sin lugar a dudas eran mejores técnicamente, aunque no gozaban del carisma de la saga de Capcom.

World Heroes fue una de las apuestas, y en un estilo alternativo de lucha con elementos ajenos al cuerpo propusieron Samurai Shodown, donde los luchadores gozaban de floretes, espadas, animales y lanzas para atacar a los rivales. Una novedad en el género que triunfó en los salones recreativos de medio mundo. Las bandas sonoras de los cartuchos de la saga Samurai Shodown merecen mención aparte, toda una revolución en el mundo de la música a mediados de los 90.

El título de SNK fue versionado hasta la saciedad en todas las consolas portátiles y de sobremesa durante casi una década, con éxitos alternos y quizá demasiada explotación de un género que se saturó en aquellos años. Casi 20 años después del lanzamiento de NeoGeo, vuelve a la vida este clásico de la lucha de SNK. En esta ocasión al más puro estilo Soul Calibur o Tekken, con escenarios que permiten una movilidad completa en 3D, alejándose del concepto del reciente Street Fighter IV.

En esta ocasión se recuperana todos los luchadores de la primera entrega, y con todas sus magias y técnicas originarias adaptadas a la espectacularidad gráfica que se permite en la actualidad. Se podrá ver de nuevo a Nakoruru lanzando su águila imperial contra los rivales, a Haohmaru cortando miembros enemigos, a Ukyo con su arte en el manejo de la catana y atodo el elenco de personaes originales.

Sin lugar a dudas vuelve un clásico, algo desconocido para la nueva generación de jugadores, pero añorado por muchos de los aficionados a los salones recreativos. Actualizado: saldrá para XBOX360 bajo el nombre de Samurai Shodown, Edge of Destiny. En principio será exclusivo de XBOX y la fecha de lanzamiento está prevista para Noviembre de este año.


Etiquetas: