Logitech acaba de presentar en la feria de videojuegos E3, el Driving Force Wireless. Se trata de un volante inalámbrico para PlayStation 3 creado en una sola pieza. Ésta incluye una base para el regazo extensible que permite ajustarse sin que haga falta tener una mesa delante. De esta forma es muy cómodo jugar en el sofá, en una silla o desde el suelo. Esta característica hace que tanto su montaje como a la hora de desmontarlo sean rápidos y sencillos cuando terminemos de jugar. Tan sólo hay que conectar el receptor USB a la consola y jugar.

El propio volante incluye mandos de control de aceleración, frenado y menú de navegación, por lo que nos podremos olvidar de los antiguos pedales, en ocasiones, tan pesados de instalar. La conexión inalámbrica se realiza mediante tecnología 2,4 GHz, lo que permite un alcance de 10 metros.

Además, incorpora la tecnología Force Feedback de Logitech, que permite sentir los cambios de rasante, curvas y vibraciones de la pista en nuestras manos. El precio recomendado de este volante es de 79,99 euros y está previsto que salga a la venta el próximo mes de agosto.


Etiquetas: