“Enfermera…¡Bisturí!…¡Escalpelo!…¡Wii!” Dentro de cierto tiempo estas palabras podrían no parecer tan hilarantes como lo son escritas ahora. La popularidad de la consola parece estar extendiéndose no sólo entre los usuarios de toda la familia, sino que muchos profesionales ya se han fijado en sus posibles usos alternativos al margen de mero instrumento de ocio.

En los últimos meses, en el apartado médico, se están explorando a través de diversos estudios otras aplicaciones de la consola que en el día de mañana podrían ser muy útiles, como la investigación entre la actividad mental y la corporal, la rehabilitación en algunas enfermedades cerebrales o su uso como “sparring” de los médicos para practicar antes de llevar a cabo operaciones quirúrgicas. No es de extrañar, por tanto, que en un tiempo prudencial, no fuera tan raro ver una Wii en la consulta de un médico especialista.

La casa Nintendo ya era consciente de que la revolucionaria forma de juego de la Wii podría aprovecharse en otros campos y en su día ya diseñó juegos como Trauma Center, donde son los usuarios los que se convierten en cirujanos que tienen que salvar la vida de sus pacientes, emulando así aquel divertido y mítico juego de mesa de antaño llamado “Operación”.

Atrás se quedan también aquellos tiempos en que muchos acusaban a las consolas de fomentar el sedentarismo y la obesidad. La mayor expresión de que esto ha cambiado la opinión de la mayoría de estas voces es Wii Fit, software que se orienta a aquel jugador que quiera practicar aerobic en casa de forma entretenida y amena sin tener que recurrir a VHS de Jane Fonda o Eva Nasarre.

Por otro lado ya son muchos los deportistas profesionales que practican con éste y otro juegos de Wii, a veces para mantener su forma física y otras por prescripción médica para sus terapias de recuperación de lesiones y operaciones. En función de la temática del videojuego el deportista podría fortalecer unos u otros músculos del cuerpo: esquí para las piernas, boxeo para los brazos, etc.

Pero los posibles usuarios de la Wii no se quedan ahí: militares, ancianos con pérdida de movilidad y hasta invidentes. Es innegable, Nintendo ha conseguido extender los videojuegos a un público totalmente heterogeneo.


Etiquetas: , , , ,