Nintendo, la compañía que ha conseguido que todo el mundo de todas las edades pueda jugar sin tener que hacer ni un tutorial “in game” de la mayoría de sus juegos, se ha caracterizado desde hace varias generaciones de consolas por la variedad de colores a los que las somete.

Lo que empezó de forma divertida con la extinta gameboy color, en sus diversos colores, fue poco a poco acompañando a sus sobremesas, llegando a su apogeo con gamecube de la que hubo al menos tres colores que llegaron a Europa, aunque en Japón entre ediciones especiales y otros colores alcanzaron la decena en su corto ciclo de vida. Tres años después de su lanzamiento, Wii va a sufrir su primer lavado de cara.

Algo que sólo afectará al color externo de la consola, un color negro glossy (estilo PS3) que hará que haya que estar todo el día con un trapo limpiándola por su facilidad para quedarse con las huellas dactilares. El diesño implica siempre un precio, que en este caso no será reflejado sobre su pvp y quedará en el mero esfuerzo por limpiarla.

Además, todos sus accesorios la acompañarán en ese color, pudiendo adquirirse por separado, es decir, el nunchunk, wiimote y mando clásico. Es de suponer que el inminente Wii Motion Plus (sale la semana que viene a la venta en España) también tendrá la opción del nuevo color negro, para no desentonar. La fecha de lanzamiento de este nuevo diseño es el 1 de Agosto en Japón, cuna de la compañía de videojuegos por excelencia.

La fecha para el resto de mercados, Americano y Europeo, aún no está definida. Otro de los detalles que dejó el E3 es la falta de noticias acerca de una posible rebaja en el precio de Wii, la consola más beneficiosa económicamente y sencilla a nivel de hardware es la única que no ha sufrido rebaja oficial (otra cosa es lo que haga el distribuidor con su margen de beneficio) en su precio de 249’90 desde su lanzamiento.

Mientras XBOX se ha visto rebajada a la mitad de su precio y PS3 del orden de 100€. El teimpo tendrá que correr aún un poco más para las rebajas de nintendo.


Etiquetas: