Dentro de las fronteras españolas, Lego no alcanzó las cotas de ventas que su compañero y rival de tiendas, los clic de Playmobil. En esencia muy parecidos, pero finalmente unos se asentaron en favor de otros. Nadie podría imaginar que unos muñecos tan simples, con tan poca articulación y posibilidades, llegarían a ser tan famosos en un mundo tan distante del suyo originario.

Lo que empezó siendo una franquicia dubitativa, ha conseguido asentarse con juegos de gran calidad como las trilogías de Star Wars e Indiana Jones. Una vez constatado que pueden deambular con garantías por este difícil mundo de los videojuegos, ahora intentan dar el salto al género musical. En esta ocasión se procede a tener un grupo de música, formado por piezas de lego, donde se pueden tocar todos los instrumentos de Rock Band desde la guitarra al micrófono pasando por la batería. Sin duda representará el toque de humor que le faltaba.

Para neófitos en los juegos de Lego, es de recibo saber que la tónica general es el sentido del humor, parodiando los momentos más famosos de las películas a las que imitan, en este caso imitarán a las famosas estrellas de Rock Band protagonistas de los juegos anteriores. No será necesario el poseer todos los accesorios, se puede jugar incluso con un micrófono, quedando el resto del grupo a expensas de la consola.

Los personajes además serán personalizables, es decir, se podrán crear avatares con forma de Lego a voluntad y serán los protagonistas con los que se desarrollará toda una carrera musical, a partir de ahí es todo cuestión de destreza y algo de suerte.


Etiquetas: