Ya hay fecha oficial para el lanzamiento del que será sin duda uno de los juegos del año: Heavy rain. "Heavy Rain" es el título de una aventura gráfica, en exclusiva para PS3. El videojuego saldrá a la venta el 25 de febrero, costará 69,99 euros y está recomendado para mayores de 18 años.

Un aspecto destacable es el realismo de las imágenes. El argumento se centra en aclarar el secuestro del hijo del protagonista. El jugador podrá asumir la personalidad de uno de los cuatro personajes principales (Para ello el jugador se pondrá en la piel de cuatro personajes que protagonizarán el desarrollo de la historia: Ethan Mars, el padre del último niño secuestrado; Norman Jayden, un meticuloso agente del FBI; el investigador privado Scott Shelby y Madison Paige, una valiente fotógrafa).

Las decisiones que tomemos a lo largo de la aventura tienen mucho que ver con los resultados que obtenemos, de modo que el jugador debe estar preparado para descubrir una clase de videojuego en el que pocas cosas entorpecen su progreso, premiando los chicos de Quantic Dream la fluidez sobre el hecho de que algo esté bien o mal hecho.

Así pues se puede dar el caso, como ya hemos insistido a menudo, de que es posible que alguno de los personajes principales que controlamos muera en un momento de la historia sin que su desaparición corte de raíz la aventura.

Pinta bien, ¿no os parece? El comienzo de Heavy Rain puede resultar chocante para algunos. Los primeros minutos del videojuego los pasaremos conociendo a los protagonistas, pero no de la clásica forma a la que los videojuegos nos tienen acostumbrados.

De este modo comenzaremos con Ethan Mars –el arquitecto-, y empezaremos a ponernos en su piel desde el despertar de un día cualquiera en su vida, nos relacionaremos con la familia y llevaremos a cabo abundantes acciones del día a día como darnos una ducha, tomarnos un zumo de naranja y dar una vuelta por nuestro propio hogar.

Primeramente con esta cadencia lenta de acontecimientos descubrimos el ritmo del título y el profundo tratamiento de personajes que trae consigo y, por otra parte, también sirve como tutorial para que el usuario se vaya familiarizando también con el tipo de controles con los que tendremos que lidiar.

Un suceso verdaderamente impactante dará la vuelta a la existencia de Ethan, un suceso que por supuesto no vamos a desvelar. Este punto no sólo lo utiliza Quantic Dream para impactar al jugador con un cambio de ritmo brutal, sino que también da pie a una serie de flashbacks enmarcados dos años antes en el tiempo, en los que descubriremos más elementos de la vida de Ethan y conoceremos algo más sobre los misterios que rodean al título.

No obstante no pasará mucho tiempo antes de que nos pongamos en el pellejo de otro de los personajes, y es que recordemos que esto es una historia coral, donde se cruzan las vidas de varias personas. El siguiente será Scott Shelby, un detective con él descubriremos los primeros pasos del asesino del Origami, y estaremos al tanto también de algunos de sus macabros procedimientos.

Con Shelby llevaremos a cabo las típicas tareas de investigación, muy relacionadas con los interrogatorios a diferentes sospechosos. Se trata de cazar al Asesino del Origami, que está sembrando el pánico en la Costa Este de EE.UU. al raptar a niños y devolver sus cuerpos sin vida pocos días después con una figura de origami sobre ellos.

Dirigido tanto a jugadores expertos como aquellos más ocasionales, Heavy Rain no es un videojuego al uso. La empatía, la atención a los pequeños detalles y en muchos casos el sentido común, serán claves para resolver el misterio. Y para darle todavía mas emoción y alidad al mismo, el guión incluye varios finales.

Sin duda, será uno de los imprescindibles del año, y tal vez, siente un precedente en el mundo de las aventuras gráficas.


Etiquetas: , , , ,