Las altas prestaciones de los portátiles actuales se dan la mano con los videojuegos más exigentes. ¿Por qué no sacarles el máximo partido? Hoy en día un buen portátil gaming es una máquina tan válida como la mejor torre a la hora de proporcionar horas y horas de entretenimiento. Solo basta escoger el juego que permita explotar mejor sus prestaciones.

Como muestra, aquí van cinco juegos que se convertirán en cinco experiencias únicas en tu retina. Tú eliges entre un battle royale donde sólo puede quedar uno, la última traducción de Star Wars al mundo de los shooters, una de las grandes promesas de la realidad virtual, rol de alta factura o conducción con los deportivos más lujosos del planeta.

PlayerUnknown’s BattleGrounds

Acortado como PUBG, este revolucionario lanzamiento ha terminado por cambiar la forma de entender el juego online.

¿Y por qué PUBG marca tal diferencia? En términos de exigencia técnica no se trata de un juego excesivamente severo. Pero sí cuenta con ciertas particularidades que lo presentan como una experiencia desafiante para algunos jugadores. Tenemos controles para disparar, para manejar vehículos, para navegar -incluso nadar, claro-, para consultar el mapa y dar indicaciones, y después estarían los controles de inventario.

Este punto es especialmente relevante porque la administración del inventario y la velocidad para lootear -recoger objetos del suelo- y cambiar de equipo es vital para sobrevivir. Las piezas de blindaje y armas marcan el devenir de la partida en la mayoría de los casos, como buen multijugador en línea. Aquí es donde brillan los teclados con botones macro específicos y teclas de elevada respuesta, tal es el caso del OMEN 17 by HP.

Porque esa es la clave nuclear de PUBG: su masificación online. Somos uno contra otros 99. Somos un jugador que cae en paracaídas a una isla abandonada y debe abrirse paso para sobrevivir entre el resto. Por tanto, necesitamos una buena conexión a Internet, no sólo en términos de ancho de banda, sino en input lag y ping -es decir, en la latencia medida en milisegundos que tarda el ordenador en enviar y recibir la señal de comunicación con el servidor de Internet-.

Star Wars Battlefront II

No es la primera vez que hablamos del magnético poder e influencia de esta saga pop. La diferencia que marca este videojuego del resto de productos, películas y cómics es que ahora somos nosotros quienes encaramos el devenir de la historia, los verdaderos protagonistas. Y esa historia se narra narrado con unos valores de producción abrumadores, dignos de la mejor película de la saga.

Pero este videojuego de disparos en primera persona demanda una serie de recursos para que podamos imponernos a nuestros rivales. En primer lugar, la velocidad del ratón. ¿Has pensado en un modelo de competición? El género de los FPS es definitivamente uno de los más exigentes a nivel de respuesta, así que no te vale cualquier cosa.

En segundo lugar, como especifica este artículo, necesitaremos contar con una gráfica a la altura. Nada mejor para poner a prueba tu máquina gaming. La recreación del universo Star Wars se desmerecería de otra forma: para jugar con una resolución UHD se recomienda una tarjeta GeForce GTX 1070. El precio de la excelencia. Nada que no puedas combatir con un portentoso OMEN X by HP.

Fallout 4 VR

La guerra nunca cambia. Si ya has escuchado antes estas palabras seguro que sabes de qué juego estamos hablando. Fallout 4 VR ha sido recientemente adaptado a realidad virtual, y por supuesto, para poder jugar con unas mínimas garantías necesitas un portátil equipado para ejecutar los estándares de la RV.

La aventura de Bethesda Game Studios, ganadora de más de 200 premios al Mejor Juego del Año en certámenes como DICE o BAFTA, nació de las eternas llamas de un yermo posnuclear. Pero no hagamos spoiler más allá de lo obvio: si algo debe quedar claro es que para jugar necesitas unos requisitos mínimos nada despreciables.

Sus especificaciones recomendadas pasan por un procesador Intel Core i7, 16 GB de RAM y una gráfica GeForce GTX 1080. Unas exigencias que solo pueden ser satisfechas por los portátiles gaming más potentes (el OMEN X by HP viene con un Core i7-7820HK, digno de un buen equipo de sobremesa). A cambio, esta traslación a la realidad virtual convierte el visor en un mundo nítido y poblado por necrófagos, tochomoscas, mutaescorpiones, saqueadores, ratatopos… Caminar por el yermo no es precisamente un camino de rosas.

Divinity: Original Sin 2

Y si Skyrim en realidad virtual no te satisface como experiencia perfecta, el mejor juego de rol del año lo hará sin lugar a dudas. Desarrollado por Larian Studios, Divinity: Original Sin 2 es el típico lanzamiento que acaba colándose en todas las quinielas como clásico inmediato. No ha venido precedido por una gran pompa mediática, pero según la prensa especializada se ha erigido como el RPG mejor escrito y más inmersivo de todo el año. Ya es decir mucho.

Eso sí, un requisito inapelable pasa por contar con un teclado de calidad. Vas a moverte bastante pero sobre todo vas a ejecutar magias, vas a echarte hechizos sobre ti mismo y tus personajes. Debes conocer las teclas WASD a la perfección y ser capaz de gestionar comandos en tiempo récord.

Por suerte, existen portátiles que trasladan la experiencia más profesional de los teclados mecánicos. Toda la gama OMEN by HP cuenta con teclas mecánicas de recorrido cuidado y tacto metálico. Y algo muy importante para concentrarse sin que importe la hora del día (o de la noche): retroiluminación RGB con diferentes niveles de configuración.

Sabemos que suena algo conservador ese clásico “los juegos de verdad se juegan con teclado” pero en este caso es del todo cierto. Larian ni siquiera ha porteado su juego a consolas. Y los resultados sobre controller resultan, gran parte de las ocasiones, un tanto insatisfactorios.

Forza Horizon 3

Entre tanto disparo, escaramuza y salto —aquí cabría destacar el notabilísimo Assassin’s Creed: Origins— a veces sólo apetece subirse a un bólido de categoría S y conducir por la costa a 300 km/h. Este es el sueño convertido en realidad que promete Forza Horizon 3, desdibujando las vistas de Australia en un paraje digital que se podría confundir con escenarios auténticos.

Este juego de carreras de mundo abierto desarrollado por Playground Games y Turn 10 Studios ha nacido para ser jugado con una pantalla HDR y a resolución 4K. ¿Por qué lo decimos? Fácil: sus assets de diseño han sido creados desde cero para exportar a resoluciones 4K. El píxel puro, del estudio de desarrollo al monitor de casa, supone la forma más pura de representación visual.

Juegos de conducción hay muchos. Y muchos valen la pena. Pero no todos son capaces de recrear el rico sistema de iluminación, donde las gotas de lluvia se colorean bajo los rayos solares, donde se levanta la hojarasca mecida por el viento y el rango de negros alcanza la opacidad total cuando la noche cae. Es alucinante de ver y de jugar, de sentir al volante y al teclado.

hp omen x

Sistemas como el citado OMEN X lo permiten: podemos optar por 4K con 120Hz o 1080p con una tasa de refresco mayor, pero en cualquier caso estaríamos hablando de un panel de 17 pulgadas con Nvidia G-Sync -la popular tecnología de sincronización vertical-. Jugar así es dar un paso adelante en la inmersión y la recreación de espacios virtuales. Pero es que quien se inclina por un portátil gaming, no se conforma con menos.


Etiquetas: ,