Aunque aún no ha salido a la venta, los jugadores ya estamos calentando motores para lo que se avecina: FIFA 18 promete convertirse en un nuevo hito dentro de los simuladores futbolísticos. A la venta el 29 de septiembre para PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 3, Xbox 360, PC y Nintendo Switch, desde ya puedes hacerte con la Ronaldo Edition con un 5% de descuento sobre su precio oficial.

Hoy queremos acercarnos a las novedades, a las sorpresas que esconde ese 18. Te guiamos a través de las innovaciones tecnológicas presentadas en el motor Frostbite, en la historia de Alex Hunter, y en la adictiva modalidad Ultimate Team.

Especificaciones técnicas en Nintendo Switch

Pero antes de nada, nos acercamos a la versión de Nintendo Switch. Porque esto es algo que no veníamos desde la generación de los 128 bits, es decir, desde la primera Wii —salvando el debut puntual de Fifa 13—.

Nintendo por fin cuenta con este simulador entre su plantilla y lo hace por todo lo alto. Para recrear todas las virtudes en el sistema portátil se ha tomado como meta la resolución 720p en portátil y 1080p en sobremesa. En ambos sistemas, la tasa de imágenes por segundo es estable, de 60 fps.

Una novedad que podremos disfrutar en exclusiva en Switch se denomina ‘Local Seasons’, diseñado para que, si dos jugadores cuentan con dos consolas, puedan competir en la misma temporada en modo local sin necesidad de conectarse a Internet. En cambio desaparece la modalidad “El Camino”, la historia que vivimos siendo un jugador profesional desde su periplo amateur hasta su ascenso meteórico.

El poder de Frostbite

Frostbite es un motor gráfico creado por EA Digital Illusions CE. Este es el segundo año que apuestan por él y esto ha permitido un trabajo más meticuloso, enfocado a mejorar y pulir detalles gráficos que quedaron descolgados en la anterior entrega. Los jugadores cuentan con detalles faciales mucho más logrados, con un mayor nivel de definición y, en parte, es gracias al Motion Technology System.

El MTS es un sistema de movimiento con el que Electronic Arts pretende mejorar las transiciones entre acciones, logrando mayor fluidez sobre el terreno de juego, logrando acciones más naturales. Porque cada deportista cuenta con unas distintas características técnicas y esto ha de traducirse en el césped.

En el gameplay percibiremos una mayor velocidad de respuesta gracias a la optimización del motor, jugadas mejor coordinadas y más explosivas.

Este tipo de añadidos tecnológicos podremos apreciarlos en las celebraciones —como la de Gignac, el delantero francés, a lo John Milton—. Donde se hará mayor hincapié será a través del modo carrera, ‘El Camino’. Aquí es donde podremos disfrutar de los efectos de iluminación en entornos cerrados, de los matices de cada actor/personaje. La historia, además, continuará lo andado en la anterior entrega, donde debutó esta modalidad.

Álex Hunter viajará por el mundo en una historia vertebrada en seis capítulos. Nosotros podremos personalizarlo adecuadamente, poniéndole distintas marcas de ropa o tatuajes. Como sorpresa, llegados a cierto punto de la historia podremos cambiar de protagonista, tomando el control temporal de otro jugador.

Ultimate Team: un mundo aparte

Aunque el verdadero núcleo donde se dan los cambios, como veremos, es en Ultimate Team. En primer lugar destaca los Icons Stories. Son versiones distintas de las cartas que protagonizan las mayores leyendas futbolísticas de la historia. Es decir, a través de estas “Stories” trazaremos un recorrido de su pasado.

Cada icono contará con tres versiones distintas. En cada carta se darán unas distintas estadísticas que marcarán las diferentes etapas de sus carreras. Esta representación también la veremos en la imagen del jugador, que será distinta para cada carta.

Por otro lado debemos hablar del Brick Slot, una nueva característica de los DCPs (Desafíos de Creación de Plantillas), retos que aumentarán la dificultad. Se nos marcarán, por ejemplo, metas a cumplir pero tendremos vetados algunos clubes o ligas, lo que nos exigirá un mayor conocimiento de los equipos que usemos.

Hablando de objetivos, se podrán completar distintos objetivos diarios y tareas semanales, tanto desde el juego como desde la Web App. A cambio se nos darán recompensas en FUT 18. Y cuanto mejor sea tu economía a mejores recompensas podrás optar.

Otro nuevo modo de juego se denomina Squad Battle. Este añadido está enfocado a los jugadores que prefieren disputar partidos offline. Se concederán recompensas y se podrá escalar dentro de la comunidad FUT, incluso retar a plantillas de otros futbolistas o jugadores profesionales de FIFA. Algo así como un “Modo Fantasma” para perfeccionar la técnica sin necesidad de estar permanentemente conectado.

Por último, destaca el Champions Channel, donde podremos ver las repeticiones de los mejores partidos de cada jornada. Y esta vez tendremos un control total de las cámaras: ahora existe una vista de 360 grados como en las transmisiones profesionales. Por cierto, si en FIFA 17 se revisó el control de tiros para permitir un sistema de 360 grados, esta vez se ha matizado este control. Ahora es más realista encarar la bola.

Fichajes y más fichajes

Otro detalle interesante viene dado por los mercados de fichajes, donde tendremos que cuidar a nuestra plantilla si no queremos que firmen acuerdos fuera de nuestros ojos. Igual por nuestra parte: cuando nos pongamos en la piel del míster ya no podremos comprar jugadores con sólo darle a “comprar”, sino que tendremos que negociar con sus cláusulas y proponer ofertas coherentes durante los períodos de negociación.

Ah, y en cuanto a las sustituciones, por primera vez contaremos con un sistema automatizado, sin necesidad de pausar el juego para gestionarlo, dotando de mayor fluidez a las partidas: el propio juego sugiere cambios cuando la pelota está detenida —bien por un saque, falta, etcétera—, recomendando sustituir a los futbolistas más cansados o amonestados.

El calor de las gradas

Todo esto se ambientará merecidamente: si en FIFA 17 contábamos con más de 500 nuevos cánticos, incluyendo coros de los distintos clubes de la Liga Santander y Premier League, sin olvidar comentarios de Manolo Lama y Paco González, FIFA 18 contará con mayor personalización tanto en estados como entre los jugadores, con seis arquetipos básicos de jugador basándose en altura y corpulencia.

Por ejemplo, encontraremos banderas de distintos colores —gracias a un nuevo sistema de iluminación— y cánticos dinámicos, más heterogéneos, que coincidan con los momentos clave del partido. Incluso ver a gente abandonar las gradas para celebrar un gol o condenar una derrota.

En este aspecto, la inteligencia de la CPU ha mejorado y se traduce con un sistema de posicionamiento reescrito desde cero, para que los pases sean más eficaces y los soportes pierdan menos bolas. De esta forma podremos arriesgar un poco más con las diagonales, apostar por pases al hueco, etcétera.

Eso sí, desde Electronic Arts insisten en que los centros serán más peligrosos, poniéndonos contra las cuerdas, pero sus trayectorias serán más bajas y podremos interceptarlos con cabezados y voleas. Todo para potenciar ese “jogo bonito” que hace tan mágico el buen fútbol.