Sleeping Dogs es un juego de lucha donde tendremos que conducir al protagonista, Wei Shen, por los bajos fondos de Hong Kong. Su fin será acabar con las tríadas que campan a sus anchas sembrando el miedo entre los habitantes.

Sleeping Dogs, el origen

Sleeping Dogs

Sleeping Dogs es el título del nuevo juego que Square Enix lanzará el 31 de agosto. Pero sus orígenes son curiosos. El título inicial era True Crime: Hong Kong y estaba siendo desarrollado por Activision, iba a ser la tercera entrega de la saga True Crime.

Al parecer no le gustó mucho la idea y Activision decidió vender el proyecto. Square Enix estuvo rápida y se hizo con él, modifico nombre, agrego algunos extras, mejoro ciertos aspectos y por fin mostró lo que será uno de los grandes juegos del verano: Sleeping Dogs.

Sleeping Dogs, el sistema de juego

Sleeping Dogs

El nuevo título de Square Enix mos trae un juego del tipo sandbox, un tipo de juego donde la historia no es lineal y según nuestras acciones y decisiones llegamos a un final u otro. Siempre y cuando no nos entretengamos en otros asuntos.

En cuanto al sistema de lucha, al fin y al cabo lo más destacado del juego, nos permite una gran variedad de ataques y opciones extras. Al principio no contaremos con todas ellas claro está, según vayamos ganando experiencia iremos desbloqueando nuevos combos. Pero no sólo habrá puñetazos y patadas, Wei Shen, como buen policía que es, también podrá acceder a diferentes armas de fuego.

Sleeping Dogs

Además habrá cinco tipos de mejoras según aumente nuestra fortaleza y experiencia. La mejoras de policía, las de tríada, las de cuerpo a cuerpo, ventajas del prestigio y mejoras de salud. Cada una de ellas nos ofrecerá nuevos útiles o ventajas como una ganzúa, llave para acceder a las armas de los coches de policía, mayor resistencia a golpes, etc…

También tendremos la posibilidad de usar vehículos como motos o coches desde los que podremos saltar a otros vehículos o simplemente desplazarnos de forma más rápida.

El universo Sleeping Dogs

Sleeping Dogs

En juego como este es importante contar con un mapa lo suficientemente grande para no aburrir al jugador. Sleeping Dogs lo consigue y aparte del espectacular mapa los gráficos están muy bien conseguidos. La calidad gráfica es alta y hace que, más allá de las misiones y los momentos de acción, pasear por Hong Kong sea toda una experiencia.

Además los creadores han querido aportar un poco de variedad y los rostros de las personas que nos encontraremos por la calle son lo suficientemente variados como para no parecer monótono.

Conclusiones

Sleeping Dogs es un gran juego. Con unas dosis de acción y un guión donde se entrelazan misiones tan dispares el juego no corre riesgo a convertirse en un título en el que sólo debemos aporrear los botones. Es más, cada enemigo muestra un comportamiento diferente que hará que tengamos que cambiar de estrategia para ganarles.

Uno de los grandes juegos del verano que seguro nos ofrece muchas horas de diversión en los bajos fondos de Hong Kong. Ahora es tu turno, ¿estás preparado para hacer frente a las tríadas?

 

En Tecnología de Tú a Tú | Los juegos Olímpicos ya han llegado, emula a los mejores atletas del mundo. London 2012 a fondo


Etiquetas: ,