Una empresa distribuidora murciana ha sido obligada a retirar sus productos de la venta debido a una falta de homologación de los cargadores con los que equipaba a las consolas portátiles de Nintendo. Con el objetivo de conseguir un precio final más reducido, importaba los aparatos de Sudamérica.

Para poder compatibilizar el sistema eléctrico usado en ambos continentes se equipaba con un adaptador especial que se acopla a la toma de alimentación eléctrica de la consola para transformar la potencia de entrada. Estos cargadores no son homologados y entrañan un riesgo de sobrecalentamiento o cortocircuito, por lo que se ha dispuesto su retirada inmediata del mercado.

Además se ha tratado de ocultar con una pegatina la advertencia de comercialización en exclusiva en el continente americano. La agencia de consumo de Murcia ya ha localizado los puntos de venta en la región y ha paralizado las ventas.

Ninguna de las consolas defectuosas ha llegado a venderse en las grandes superficies. Otro ejemplo más para desconfiar de las consolas a precio de saldo en establecimientos de poca confianza.


Etiquetas: , , , ,