El juego online de XBOX360 requiere de una apertura de puertos para evitar el fatídico mensaje de tener una NAT restrictiva, que impide un juego fluido con el resto de usuarios al usar el live de Microsoft para jugar online. La mayoría de los router vienen con los puertos cerrados de serie, por motivos de seguridad para evitar posibles ataques de Troyanos y virus. La solución es bien sencilla, sólo hay que abrir los puertos TCP/UDP 3074 y 88, siguiendo las instrucciones que aparecen en el manual de usuario del router para ello. Con esa pequeña configuración se puede jugar online sin problemas con la XBOX360. En caso de que esa apertura de puertos no funcionase siempre se puede recurrir a una opción que implementan casi todos los routers, consiste en abrir todos los puertos para una determinada dirección IP, el nombre que recibe es “activar DMZ” y habrá que especificar manualmente la IP en la XBOX360 para que coincida con la que se escriba para DMZ (idem para los puertos en caso de no hacer finalmente este DMZ). Aún así, hay routers incompatibles con el servicio Live de XBOX360, y por tanto no se podrá jugar online en plenitud de condiciones.


Etiquetas: