Las innovaciones de los principales fabricantes de televisores no se agotan en la tecnología 3D, desarrollando paralelamente múltiples propuestas, entre las que destacan los llamados Smart TV. Este nuevo concepto, que literalmente significa “televisor inteligente”, es el resultado de integrar diferentes tecnologías en el principal electrodoméstico de nuestro salón, añadiendo prestaciones que usualmente eran coto exclusivo de un PC, tales como consultar email, redes sociales, etc… La integración de diferentes funcionalidades y el acceso a la Red son los principales puntos de enfoque de este nuevo concepto de televisor, añadiendo aplicaciones y hardware específico para añadir ergonomía y facilidad de uso, optando por diferentes variantes para sustituir al “mouse” tradicional, menos indicado cuando no disponemos de superficie de apoyo. Un ejemplo de ello es el Magic Motion de LG, un mando a distancia con sólo unos pocos botones y dotado de giroscopio y sensores que detectan el más sutil movimiento de nuestra mano. La conectividad es el segundo caballo de batalla de los Smart TV, beneficiándose de los nuevos protocolos de intercambio inalámbrico de información con nuestro PC, smartphone, PDA, tablet, netbook, cámara de fotos, etc. Los principales fabricantes de electrónica de consumo ya han enseñado sus primicias, equipos en los que ser han mimado los detalles para ofrecer una experiencia al usuario que va más allá del antiguo televisor multimedia: Sony ha apostado por la línea “Sony Internet TV”, por su parte, Samsung cuenta con “smart experience”, destacando entre ellos el modelo LED 8000 y la compañía Coreana LG con la gama Smart TV. Con este nuevo concepto de interacción de contenidos hacia el usuario, la caja tonta ya no hará honor a su adjetivo.


Etiquetas: