La era HD ha pasado la historia y los televisores Full HD tienen los días contados. El nuevo estándar en calidad de imagen se llama UHD, y aunque inicialmente las primeras teles compatibles costaban una fortuna, ahora se pueden encontrar a precios muy asequibles. Quién sabe, hasta es posible que los Reyes Magos te hayan traído una. ¿Pero sabías que tu televisor puede verse aún mejor de lo que se ve?

Lo cierto es que la mayoría de los televisores modernos incorporan un montón de funciones de procesamiento adicionales que, a pesar de las mejores intenciones de los fabricantes, no siempre mejoran la calidad de imagen. En ocasiones incluso la empeoran. También hay un buen número de parámetros que la gente nunca llega a configurar por puro desconocimiento. Te ayudamos a sacar el máximo provecho a tu nuevo televisor con esta guía de consejos.

Overscan, o por qué millones de personas ven mal la tele

desactivar el overscan

Acabas de comprarte un flamante televisor 4K con HDR, Smart TV y ziritione. Enhorabuena. Lo estás viendo mal. La mayoría de la gente lo desconoce, pero prácticamente todos los televisores de pantalla plana lanzados hasta la fecha recortan y amplían la señal de vídeo tal y como vienen de fábrica, emborronando la imagen sin motivo aparente. Esto se deben a una función conocida como overscan.

Lo cierto es que en realidad el overscan tiene razón de ser. Aunque ya no sea muy buena. Antiguamente los televisores de tubo o CRT tenían problemas para ajustar la imagen en los laterales, por lo que las emisiones tenían unos bordes negros bastante gruesos que facilitaban su encaje y en ocasiones añadían información técnica adicional invisible a los ojos espectador. La antigua carta de ajuste servía para configurar este parámetro de la imagen entre muchos otros.desactivar el overscan

Con el salto a la tecnología digital estos bordes fueron eliminados de las emisiones, pero muchos televisores incorporan una función de recorte automático para evitarlos. Esto significa que muy posiblemente tu televisor está recortando la imagen y estirándola sin razón alguna, solo para eliminar unos marcos que ya no existen.

Cada televisor esconde la función de overscan en un rincón distinto de la configuración de la imagen. Algunos fabricantes permiten desactivarlo con este nombre, mientras que otros utilizan términos como “rellenar pantalla”, “pixel mapping” o “configuración de píxel” (siendo 1:1 el valor que respeta íntegramente la señal de vídeo original). Busca en tu tele y sorpréndete con el cambio en nitidez tras desactivar el overscan.

Ajustando la iluminación dinámica: ¿merece la pena?

desactivar el overscan

Algunos televisores sin HDR incorporan algo llamado iluminación dinámica o contraste inteligente. En esencia, la tecnología de procesamiento de la imagen incluida en el aparato monitoriza las secuencias que está mostrando y varía la intensidad del brillo para ajustarlo de forma inteligente, reduciendo por ejemplo la luminosidad de la tele en las escenas nocturnas. La intención está bien, pero solo se queda en eso.

Desafortunadamente, los sistemas de iluminación utilizados por los televisores LCD (especialmente si ya tienen unos años) no se caracterizan por su velocidad. Esto implica que en ocasiones los cambios de brillo se producen con unas décimas de segundo de retraso con respecto a la imagen. Además, la intensidad puede variar de forma muy brusca. Esto es especialmente evidente si te gusta ver la tele a oscuras.

A menos que estemos hablando de un modelo moderno y de gama alta, te recomendamos que desactives esta característica. Si quieres respetar la calidad de imagen de tus películas favoritas, es mucho mejor marcar un brillo fijo al televisor y correr las cortinas para corregir la iluminación de la estancia.

Di no a la mejora del negro y la reducción de ruido

ruido de la imagen desactivar el overscan

Si has sacado alguna vez una fotografía con tu teléfono móvil por la noche, seguramente habrás visto que aparecen un montón de motitas bastante desagradables, casi como una señal estática. Esto es lo que los expertos denominan “ruido”, pequeñas variaciones en la información de brillo y color generadas durante la captura o el procesamiento de un vídeo. Para evitarlo, los televisores modernos incorporan una función de reducción automática.

Si bien el ruido de la imagen es indeseable, su reducción implica pasar un filtro que puede alterar drásticamente la calidad visual al introducir un difuminado excesivo. Esto se puede apreciar porque todos los actores en pantalla parecen estar excesivamente maquillados y los bordes de los objetos no salen bien definidos.

Puesto que la mayoría de los contenidos actuales tienen muy poco ruido o incorporan su propia corrección, nuestro consejo es desactivar esta característica o reducirla todo lo posible. El resultado serán series y películas más nítidas y con gradientes menos apastelados.

Por otro lado, también hay una característica conocida como detección de bordes que grosso modo trata de hacer lo contrario, generando detalle donde no lo hay para crear imágenes artificialmente más definidas… pero que solo introduce distorsiones. La recomendación es la misma: apágala.

Interpolación de fotogramas, el horror que no cesa

De entre todas las tecnologías de procesamiento de la imagen conocidas, no hay ninguna más polémica que la interpolación de fotogramas. Conocida por nombres como Motion Plus, Motionflow, suavizado de vídeo y tantos otros, esta técnica aumenta la suavidad de series y películas introduciendo fotogramas adicionales. El problema es cómo lo hace.

Puesto que normalmente series y películas están grabadas o se emiten a 24 fotogramas por segundo, para aumentar su fluidez es necesario “inventarse” fotogramas adicionales. Los televisores modernos utilizan para ello procesadores que observan las diferencias entre cada una de estas imágenes y generan uno o varios fotogramas extra con mayor o menor tino, resultando en vídeos mucho más suaves y fluidos con un aspecto habitualmente descrito como de telenovela barata.

Lamentablemente, de donde no hay no se puede sacar, y aunque los sistemas de interpolación modernos son bastante sofisticados, todos ellos deterioran la calidad de imagen. Los creadores de series como Stranger Things, por ejemplo, consideran esta tecnología una de las grandes plagas de la actualidad. Aunque también es cierto que algunas personas prefieren ese aspecto ultrasuave que solo puede proporcionar la interpolación de fotogramas porque parece “más natural”.

Si realmente te gusta el cine y quieres respetar el aspecto de tus series y películas favoritas, te recomendamos que busques esta característica y la desactives. De hecho, te diríamos que la interpolación debería ser la primera opción a desactivar en todo nuevo televisor.

¿Tele nueva? Busca la opción HDR

hdr desactivar el overscan

Enhorabuena por la adquisición de tu flamante televisor HDR. ¿Sabías que tal vez necesites activar esta función manualmente? Pues así es. Esta prestación, una de las más importantes a la hora de mejorar la calidad de imagen de todo televisor moderno, viene en ocasiones apagada, por lo que deberás bucear en los controles de tu nueva tele para configurarla.

Encontrar el menú que regula la activación del HDR no siempre es fácil. Además, cada fabricante lo coloca en un sitio distinto. Algunos televisores lo muestran rápidamente en el propio apartado de imagen, mientras que otros lo esconden en los submenús que regulan los conectores HDMI. No dejes de dedicarle cinco minutos para comprobar que tienes la función HDR activada. La diferencia merece la pena.

Modo Juego, el mejor amigo de las consolas

modo juego consola mejora la calidad de imagen de tu televisor desactivar el overscan

Todo este sobreprocesamiento del que te hemos hablado no sale gratis en términos de rendimiento. Reducir el ruido, interpolar píxeles, ajustar el brillo al vuelo y tantas otras presuntas mejoras en la calidad de la imagen implican que tu televisor va a tener que procesar bastante la imagen antes de plasmarla en la pantalla. Y eso, a su vez, significa que se va a introducir una cierta latencia.

Este aumento en la latencia se nota sobre todo en los videojuegos, principalmente porque se introduce un retraso de unas décimas de segundo desde que se pulsa un botón y hasta que se registra la acción en la pantalla. Un auténtico desastre si te gustan los juegos de disparos o de lucha. Por este motivo muchos televisores incorporan un “Modo Juego” que a grandes rasgos desactiva casi todo el sobreprocesamiento de la imagen para reducir la latencia y mejorar la velocidad de control.

Lamentablemente este modo no siempre elimina todo el procesamiento adicional. De hecho, en algunos modelos se limita a subir a tope valores como el brillo o el contraste para que las imágenes sean más espectaculares, por lo que te recomendamos que lo actives y, además, compruebes si no se ha quedado por ahí alguna opción innecesaria encendida.

Menú de servicio: la opción de los expertos

Con estos pequeños consejos puedes disfrutar de una mejora espectacular en la calidad de imagen de tu viejo o nuevo televisor. Así de fácilmente. No obstante, todavía puedes configurar aspectos de tu televisor que nunca imaginaste. Aquí es donde entra en escena el algo esotérico menú de servicio.

Esta característica no ha sido pensada para el consumidor de a pie. De hecho, se trata de un menú secreto que ni siquiera suele aparecer en el manual de instrucciones. Diseñada para que los técnicos puedan comprobar el correcto funcionamiento del televisor o calibren su imagen a nivel profesional, generalmente requiere la introducción de una combinación numérica en el mando a distancia para acceder a él.

Cada marca y televisor tiene un menú de servicio distinto. Acceder a él no es fácil, por lo que te recomendamos que busques en Internet cómo se accede a él en tu modelo concreto y tomes las precauciones necesarias, puesto que si eres un novato es posible que toques lo que no debes. ¿Nuestro consejo? Aprende primero a manejar bien los menús básicos de tu tele y, cuando tengas ganas de más, accede al menú de servicio armado con lápiz y papel para no olvidarte de nada.

En Tecnología de tú a tú| QLED, OLED, Quantum Dot y otros conceptos que debes conocer si te vas a comprar un televisor este año


Etiquetas: