La rutina es la misma para casi el 50% de los adultos españoles: nos lavamos los dientes, ponemos la alarma, tratamos de ignorar los ronquidos de nuestra pareja (¿Cómo es posible que se duerma tan rápido?) y esperamos a que nos llegue el sueño. Leer en el ereader con luz incorporada hasta que se nos cierran los ojos o hacer scroll en Instagram son algunos de nuestros trucos para dormir.

Pero podríamos estar así acortando aún más nuestro descanso. El brillo de las pantallas de los aparatos electrónicos suprime la liberación de melatonina, la hormona que promueve el sueño. El uso de ordenadores o smartphones es más estimulante para el cerebro que mirar la televisión, por lo que tarda más en ‘apagarse’. No obstante, la tecnología también puede ayudarnos a lograr las ansiadas ocho horas de sueño.

Gadgets y apps para dormirse y no despertarse (y levantarse)

Las previsiones indican que el mercado de los dispositivos y la tecnología relacionada con el sueño y la lucha contra el insomnio moverá alrededor de 80.000 millones de dólares en 2020 .Las innovaciones tecnológicas en el ámbito del sueño pueden llegar a ser de lo más imaginativas: desde lámparas que se encienden con la luz del amanecer para despertarnos a almohadas con altavoces en su interior, auriculares que no sólo aíslan del ruido sino que emiten sonidos relajantes, camas inteligentes que se elevan si roncamos, colchones que detectan y regulan nuestra temperatura corporal, dispositivos que rastrean y mejoran la calidad del aire para que respiremos mejor y relojes que proyectan luces relajantes que cambian según nos dormimos. Todas buscan cumplir un principio básico: la comodidad de cuerpo y mente, el mejor truco para dormir.

Altavoz inteligente Google Home

trucos para dormir

Según una encuesta realizada por una revista norteamericana, el 2% de los usuarios de los altavoces inteligentes los utilizan para que les ayude a dormir, y un 1% escucha con ellos historias para dormir. Lo que demuestra que los métodos clásicos siempre funcionan. Lo que cambia es la forma de contarlos. Tampoco necesitamos ya que nos despierte nadie. Google Home lo hace por las mañanas y se calla, o vuelve a despertarnos más tarde, cuando se lo decimos, sin necesidad de abrir los ojos ni tirar la lámpara de la mesilla buscando a tientas el móvil. Y, si lo conectamos al kit de Iluminación inteligente Phillips HUE, podremos variar la temperatura de la luz para descansar mejor con una luz cálida por la noche y despertarnos gradualmente con una luz azulada por las mañanas.

Sleepo

El estrés o los ruidos no nos dejan en ocasiones alcanzar la relajación necesaria para dormir. Una de las técnicas más efectivas para ayudar al cerebro a desconectarse es escuchar sonidos o melodías cuyo efecto relajante ha sido comprobado por neurocientíficos. Son muchas las personas que utilizan ruidos de la naturaleza o el llamado ruido blanco para concentrarse, estudiar, leer o trabajar, además de dormir. El ruido blanco se forma con sonidos a distintas frecuencias que enmascaran el resto de sonidos que nos rodean. La app Sleepo permite programar el tiempo que queramos y elegir entre 32 sonidos de lluvia, naturaleza, ciudad, instrumentos o ruido blanco. Sus usuarios aseguran que no necesitan más que escuchar durante diez minutos el sonido de la lluvia para caer dormidos. Y no es necesario estar conectados a Internet.

Sleep Cycle Alarm Clock

Tan importante como dormirse pronto es no despertarse durante la noche por ruidos, calor o movimientos. Pero no todo el mundo es consciente de que interrumpir el ciclo de sueño también nos impide descansar al máximo el tiempo en el que estamos dormidos. La app Sleep Cycle Alarm Clock es un despertador inteligente que monitoriza nuestros movimientos mientras dormimos para identificar el momento, alrededor de la hora que hayamos indicado, en el que nuestro sueño es más ligero y despertarnos con melodías escogidas específicamente para no sobresaltarnos. Para que el acelerómetro del móvil pueda detectar el ruido o la vibración producidos cuando nos movemos, solo tenemos que colocar el móvil en la mesilla de noche o en el suelo cerca de la cama.

Dispositivos y apps para monitorizar el sueño

En otras ocasiones, no tardamos en dormirnos, pero no nos despertamos descansados. Para ponerle remedio es útil conocer cómo es nuestro sueño, cuántas veces nos despertamos durante la noche, o cuántas horas dormimos profundamente. Podemos monitorizar la forma en la que dormimos mediante diferentes wearables, desde pulseras, cinturones, gafas y antifaces, que transmiten via Bluetooth o Wi-Fi la información biométrica que registran (pulso, temperatura, movimientos, ritmo cardiaco, respiración, etc.) a una aplicación instalada en nuestro teléfono móvil.

trucos para dormir

No nos ayudan directamente a dormir, pero sí a detectar problemas como la apnea, que nos impiden descansar, e indican si dormimos suficiente tiempo o no. Un estudio realizado entre los trabajadores de una empresa norteamericana a los que se les dotó de una pulsera de actividad descubrió que ninguno aumentó su pauta de ejercicio diario, pero sí dormían media hora más cada día a final del año.

Pulsera de actividad Fitbit Charge 3

trucos para dormir

El modelo más avanzado de la pulsera Fitbit registra el tiempo de cada una de nuestras fases de sueño: ligero, profundo y REM gracias a que monitoriza el ritmo cardiaco y el patrón de movimiento. Esta información nos puede ayudar a descansar mejor al comparar las diferencias entre las distintas noches: si nos hemos acostado antes, la temperatura, etc. También podemos programar un recordatorio de la hora de ir a dormir de acuerdo a nuestro objetivo de horas de descanso y nos despierta con una alarma silenciosa para que sea lo menos traumático posible. Su ligereza hace que no sea incómoda de llevar durante la noche y es posible usarla hasta siete días de forma ininterrumpida.

Snail Sleep

Además de incluir música hipnótica que induce a un sueño más profundo y evita que nos despertemos durante la noche, como han comprobado con electrocardiogramas y electroencefalogramas en voluntarios, la app Snail Sleep recoge estadísticas de sueño. El objetivo es aumentar la eficacia de las horas que dedicamos a dormir y levantarnos más frescos y descansados. Los usuarios de iOS pueden descargarse los datos e integrarlos en Apple Health.

Luci

Es una de las mejores apps de 2018, según la selección realizada por Android. Luci ayuda a tener sueños lúcidos. Se denomina así a cuando somos conscientes de que estamos soñando. La app asegura que, con un entrenamiento, podemos controlar nuestras acciones durante esos sueños. Integra una grabadora que se conecta automáticamente cuando emitimos sonidos o hablamos para poder tener constancia de nuestros sueños. De momento, no está traducida a español.

Aunque no está claro si todos los usuarios que monitorizan su sueño son capaces de interpretar los datos y extraer conclusiones que aumenten su ‘vitamina Z’, la digitalización global de nuestros datos de sueño podría ayudar a los científicos a relacionar las pautas de sueño con la edad u otras características. También es útil para concienciarnos de lo poco o mal que dormimos y actuar en consecuencia.

Imagen | Stock

En Tecnología de tú a tú| Es hora de volver a utilizar tu pulsera cuantificadora: once consejos para sacarle partido


Etiquetas: ,