Las cámaras digitales réflex y compactas permiten regular la velocidad ISO para controlar la sensibilidad del sensor de la cámara a la luz que haya.

Cuanto mayor es el valor del ISO, mayor es la sensibilidad, por lo que en situaciones con escasa luminosidad conviene aumentar este parámetro. El modo automático de las cámaras de fotos fija directamente un factor en función de la luz que haya, pero el inconveniente es que en este modo salta también el flash si lo considera necesario, y si prescindimos él es posible que al foto salga borrosa.

Muchas cámaras digitales tienen un modo semiautomático para aumentar directamente la velocidad ISO. Aunque casi nadie lo utiliza, te recomendamos que lo actives cuando haya poca luz. Esta opción te permitirá no usar el flash aunque no haya demasiada luz.

Igualmente ten en cuenta que no es recomendable abusar del ISO aumentándolo innecesariamente, ya que repercute directamente sobre la calidad de la imagen aportando ruido a la foto. En fotografía digital se denomina ruido un feo efecto generado sobre la imagen haciendo que esta pierda nitidez. Aparecen pequeños puntos multicolores (más visibles en las zonas oscuras que en las claras), causados generalmente por disparar la foto con el ISO excesivamente alto.

Es importante que encuentres el equilibrio justo para fijar el ISO a la velocidad adecuada. Verás como tus fotos salen más bonitas.

Información cortesía de:


Etiquetas: , ,