La web MP3orNot está llevando a cabo un curioso experimento para ver si realmente somos capaces de distinguir un MP3 codificado a 128 kbps de otro codificado a 320 kbps. Han colgado el mismo fragmento de una canción de Pavarotti, con distinta calidad y nos dejan escuchar ambas canciones y elegir la que nos parezca que tiene más calidad. Sólo aquellos que tengan un oído realmente bueno podrán oír a la perfección la diferencia entre ambos archivos.

Como comprueba el cyber experimento, la ventaja de la codificación a 128 kbps es que reduce sustancialmente de tamaño a los archivos y no existe demasiada diferencia de calidad sonora respecto a la codificación 320 kbps. La mayoría de la gente escoge uno simplemente al azar, sin saber exactamente cuál es el archivo bueno. Aunque ambos formatos comprimen con pérdida el archivo musical cuando lo extraemos de un CD, no existe demasiada diferencia si lo hacemos a 128 o a 320 kbps.

Haz la prueba y averigua si puedes duplicar el número de canciones de tu reproductor sin notar la diferencia de calidad. Te sobrarán gigas.

[¿Lo has adivinado? En el caso de que no hayas escogido al azar, claro]


Etiquetas: , ,