Aunque los smartphones son los reyes del selfie, a la hora de tomar una estampa memorable, no hay nada como una buena cámara fotográfica, que seguro que ha acompañado a tus otros gadgets durante las últimas semanas. ¿La has utilizado mucho este verano? ¿Quieres dejarla a punto para tu próxima escapada?

Y es que las cámaras también sufren (no emocionalmente, aunque quién sabe), por eso es preciso que, tras la batalla veraniega, les dediquemos un tiempo para que vuelvan a lucir como el primer día gracias a estos consejos de mantenimiento y limpieza, que sirven de complemento a otros ya publicados.

La limpieza es la clave de un buen resultado

limpieza objetivos

De nada sirve que intentemos sacar partido a nuestra preciada cámara si no somos capaces de comprometernos con su mantenimiento: cada una de nuestras visitas a la ciudad, al campo, a la playa o a la montaña pasan factura de forma invisible (la mayoría de las veces) a nuestro preciado dispositivo.

Los objetivos y el cuerpo de una cámara son los puntos más delicados que cuidar, ya que son precisamente los más visibles, y por ellos puede entrar todo tipo de suciedad hacia otras partes más delicadas, así que hay que tener un especial cuidado.

Si contamos con una cámara digital compacta, tendremos que centrarnos en limpiar lo mejor posible su botonera, su pantalla trasera y el objetivo incluido, siempre empezando con una pera de aire o con una brocha especialmente diseñada para cámaras.

limp phottix

Tras esto, podremos repasar bien usando un trapo de microfibra seco o humedecido con agua o líquido especial de limpieza no corrosivo (no es recomendable usar alcohol). Las cámaras compactas son, sin duda, las más sencillas de limpiar.

Mima tu DSLR para que el sensor no sufra

El cuerpo de una cámara DSLR no es igual al de una cámara compacta, ni por tamaño ni por características. Una DSLR es mucho más propensa a “guardar” suciedad en sus muchos recovecos.

A la hora de limpiar, tendremos que repasar bien cualquier rastro de suciedad de toda la cámara, del cuerpo al completo, con un pincel especial, sin desacoplar el objetivo del cuerpo de la cámara. Esto evitará que cualquier tipo de suciedad “escondida” pueda entrar en el sensor al separar ambas partes.

sensor

Tras esto, podemos pasar a limpiar el visor de la cámara usando un paño de microfibra, y así eliminar cualquier “pelusa” o pestaña que pueda caer dentro accidentalmente. Además de los paños, existen lápices limpiadores con cabezales de microfibra que se adaptan perfectamente a la forma del visor.

limp1

La pantalla es otro punto importante de limpieza. Podemos dejar marcas al posar la mejilla si miramos por el visor, o de dedos, sobre todo si es táctil. Es importante tener especial cuidado y limpiarla bien con paños y productos de limpieza especiales para ella.

limp2

El objetivo es otro punto realmente delicado. A través de él tomamos las fotos, así que el cristal frontal debe estar lo más cuidado posible e incluso protegido con filtros si es posible. Podemos aplicar aire con una perilla manualmente para quitar cualquier rastro de suciedad, y posteriormente limpiarlo con el trapo de microfibra humedecido, para posteriormente secarlo con el mismo trapo usando una zona seca.

limp3

Un punto al que jamás deberíamos llegar es al de ensuciar el sensor de la cámara, algo que puede ocurrir si tenemos poco ojo con la limpieza, si cambiamos mucho de objetivos o si, directamente, tocamos con nuestros dedos dentro del cuerpo. Repercutirá directamente en la calidad de las imágenes tomadas (que tendrán puntos de suciedad visibles).

Hay formas caseras de limpiar el sensor. La perilla de aire es una herramienta que podemos usar para ello, pero si los puntos no salen así como así, tendremos que recurrir a otros trucos como usar limpiadores especiales de sensor.

limp4

Este proceso es delicado: puede que ensuciemos aún más el sensor e incluso puede que lo dañemos, por lo que, en caso de duda, lo mejor es contactar con un especialista en la materia que haga la limpieza a fondo.

Algunos modelos incluyen modos especiales en los menús de configuración que ayudan a la hora de realizar limpiezas de sensor, e incluso las propias cámaras hacen una limpieza de sensor al apagarse y encenderse.

Prepara la cámara para guardarla y que no sufra

Si pensamos guardar la cámara y no usarla de nuevo hasta dentro de muchos meses, por ejemplo Navidad, lo mejor que podemos hacer es sacar sus baterías o tarjetas fuera de ellas, así garantizamos que no existirán problemas de uso posteriormente.

Las baterías deberían permanecer con, más o menos, un 40% de carga si las vamos a guardar durante un tiempo. Esto mejora la vida útil de la batería, es un error pensar que descargarlas completamente es lo correcto.

También sería interesante limpiar las tarjetas de datos, formatearlas y archivarlas correctamente en sus fundas de plástico para evitar que se pierdan o se dañen por culpa de la suciedad.

Los mejores packs de limpieza de cámaras en El Corte Inglés

Encuentra las herramientas más adecuadas para limpiar tu cámara, ya sean pinceles, peras de aire o trapos de microfibra, en El Corte Inglés.

Kit de limpieza para lentes y cámaras Phottix

limp phottix

Kit de limpieza ideal para limpiar lentes y cámaras. Ligero y fácil de transportar. El kit contiene un bolígrafo de limpieza y un paño antiestático de microfibras.

Ordenadores Windows 10

Kit de limpieza JJC CL-3D para cámaras y objetivos

pera aire

Kit de limpieza para cámaras, objetivos o filtros. Incluye un lápiz limpiador, una perilla y un paño de fibra.

Ordenadores Windows 10

Paño de limpieza Jenova para lentes de cámara

paño jenova

Gamuza de limpieza para lente de cámaras u objetivos.

Ordenadores Windows 10

Imágenes | DigitalCameraWorld | howtogeek | iStock


Etiquetas: ,