istock

En un momento en el que los contenidos multimedia ya no se encuentran en los soportes físicos de antaño como los CDs, los vinilos o las cintas de casete (al menos de un modo habitual), tampoco está claro desde donde accedemos a dichos contenidos.

Pueden estar en un ordenador, en un móvil o en la nube como parte de la oferta de contenidos de Netflix o YouTube entre otros servicios. La dificultad radica en encontrar una forma fácil e inmediata de ver esos contenidos desubicados, o ubicados en muy diferentes soportes y dispositivos.

El streaming, del que ya hemos hablado en otras ocasiones, es la solución perfecta para unificar todos estos contenidos alrededor de las pantallas que usemos habitualmente, ya sea la de la tableta, el smartphone o la televisión Smart o conectada del salón.

Dispositivos para el streaming

Si estamos en casa, lo preferible será disfrutar de nuestras series, películas o música favoritas en la pantalla grande del salón y en el equipo de sonido, si tenemos uno específico para escuchar música.  Para conectar el portátil, el smartphone, la tableta o cualquier otro dispositivo a la televisión, usaremos dispositivos como los Apple TV, Android TV o un Chromecast, sin olvidar las consolas como la XBox de Microsoft o la PlayStation de Sony.

Samsung-TV-Apps-5@2x

Por supuesto, si la televisión es de tipo Smart TV, también podremos usar las aplicaciones y servicios que vengan con la tele para conectarse con Internet o con el resto de dispositivos que tengamos en casa.

Para sacarle más partido a tu configuración de streaming te damos algunos consejos que pueden darte pistas sobre cómo dar una nueva vida al ocio multimedia.

1 Usa aplicaciones de terceras partes

Tanto Google como Apple o Android tienen sus propias aplicaciones para hacer que los contenidos que tengamos en nuestros dispositivos se puedan ver en la tele del salón. Pero existen otras de terceras partes que permiten incluso que usemos Apple TV con sistemas Windows o Android. O que podamos extender el uso de estos sistemas a contenidos que, de otro modo, no podríamos ver por su formato o codificación.

air parrot

Un ejemplo es Air Parrot., que permite usar Apple TV, Chromecast y otros dispositivos de streaming independientemente de la plataforma que uses. PEro hay más como el servidor multimedia Plex 

2 Usa las aplicaciones oficiales

Además de las aplicaciones de terceras partes, cada fabricante puede tener aplicaciones excelentes para manejar los contenidos en streaming. Así, pues, es conveniente investigar un poco para ver si estamos obviando alguna que pueda facilitarnos las cosas.

samsnug smart view

Es el caso, por ejemplo, de Smart View de Samsung que hace que llevar contenidos desde móviles u ordenadores hacia las televisiones Smart TV sea un juego de niños.

De todos modos, como decíamos antes, reproductores multimedia como VLC, los navegadores a través de extensiones para Chrome o Firefox o servidores multimedia como Plex son también buenas posibilidades para sacar todo el partido a este tipo de tecnología de streaming.

3 Aprovecha las conexiones: audio óptico digital

Una de las tareas más complejas relacionadas con el streaming es la interconexión de los dispositivos y los cables necesarios para poner a punto el sistema. Existen posibilidades que pueden hacer que disfrutemos mucho más de nuestros contenidos, como la de usar la conexión de audio digital para tener un sonido mucho más contundente.

Si tenemos una cadena de audio o una barra de sonido con entrada de audio óptica, y contamos con un Apple TV o un Android TV con salida óptica, podremos conectar directamente estos dispositivos con la cadena de música a través de esta conexión.

audio cable optico

Así, podremos escuchar únicamente nuestra música sin necesidad de tener la tele encendida todo el rato, al estar usando únicamente el cable de sonido conectado a la cadena de audio o la barra de sonido, que se escuchan mejor, en general que la propia tele.

 

4 Optimiza Netflix

Netflix es una de las aplicaciones más populares a la hora de consumir contenidos online. Series y películas, especialmente, junto con documentales o espectáculos musicales entre otras especialidades.

En principio, su funcionamiento es automático, pero si tenemos problemas con la conexión, podremos hacer uso de algunos comandos “secretos” para cambiar algunos parámetros, como el servidor CDN (Content Delivery Network) o la tasa de bits para audio y vídeo.

netflix setup

Si en la interfaz web de Netflix o en la app que uses en Windows o Mac, pulsas Ctrl + Shif + Alt + D, aparecerá información sobre diagnósticos del sistema como la velocidad de bits y otros parámetros. Si pulsas Ctrl + Shift + Alt + S, podrás configurar la tasa de bits de audio, de vídeo e incluso el servidor CDN del cual recibimos los contenidos.

Ctrl + Shift + Alt + L abre una ventana con el registro de la actividad de los servidores y la aplicación. Recuerda que tienes que pulsar todas las teclas a la vez.

5 Optimza la red de casa

Las transmisiones por streaming usan la red de casa para enviar los contenidos de un dispositivo u otro hacia la tele. Para que la calidad sea óptima, lo ideal es que tengas una red local lo mejor configurada y lo más rápida como sea posible.

Para ello, ten en cuenta la posibilidad de usar extensores de alcance tipo PLC o WiFi, o configurar correctamente el router para aprovechar sus dos bandas de 2,4 GHz y 5 GHz y asociar los diferentes dispositivos conectados a cada una de ellas.Sin ir más lejos, la banda de 5 GHz  es óptima para contenidos multimedia. Y, por supuesto, si puedes usar un cable Ethernet, mucho mejor.

cana wifi

También puedes usar configuraciones avanzadas, como la selección manual del canal empleado por la red WiFi en cualquiera de las dos bandas, aunque para ello es necesario tener conocimientos por encima de la media.

6 Usa el smartphone como mando a distancia

Si usamos un Apple TV u otros dispositivos de streaming, no dispondremos por lo general de un teclado físico para tareas de configuración. En las Smart TV tampoco, salvo que conectemos uno físico a un puerto USB o lo hagamos mediante BlueTooth.

Este hecho hace que sea un poco tedioso trabajar con estas plataformas para todo aquellos que no sea pulsar botones y cambiar menús. Por suerte, existen aplicaciones que permiten convertir el smartphone o la tableta en un mando a distancia y un teclado mucho más amigable que el integrado en los propios Apple TV o la Smart TV de que se trata.

7 Adapta los contenidos a tu red y equipos

Si tienes un ordenador no especialmente potente, o una red que no tenga una velocidad demasiado alta, puedes mejorar la velocidad de transmisión y evitar el buffering reduciendo la resolución de los contenidos multimedia que vayas a ver.

youtbe calidad

En vez de elegir contenidos 4K, elige los de tipo 720p, por ejemplo. Puedes hacerlo tanto en contenidos locales como en los online que permitan definir la calidad de forma manual, como es el caso de YouTube, o Netflix usando el truco anterior.

Foto | iStock

 


Etiquetas: , , ,