selfies en la ciudad

Los selfis son uno de los tipos de fotografía más populares. Tanto, que según datos de Statista, el 82% de las personas de entre 18 y 34 años en Estados Unidos se han hecho un selfie en alguna ocasión. En total, un 62% por ciento de la población de todas las edades se ha autorretratado en alguna ocasión. Además, ya está documentado el hecho de que los selfies pueden ser mortales. Desde 2014 y hasta 2016 ha habido 49 muertes debidas a los selfies (datos de Statista), siendo la caída desde las alturas la causa más frecuente de muerte, seguida de los ahogamientos, atropellos o incluso disparos.

Dejando de lado los aspectos de riesgo, hacer un selfie es tanto un estilo de foto en sí mismo como una necesidad cuando queremos hacernos una foto en algún lugar y no tenemos quien nos la haga, o no nos fiamos de que vaya a quedar bien. En general, nos “buscamos la vida” cuando se trata de hacernos fotos en lugares que nos gusten especialmente. Y la ciudad es un espacio que brinda bastantes oportunidades para ser creativos a la hora de hacernos un selfie.

Así pues, te vamos a dar algunos consejos que pueden ser de utilidad para “capturarte” sin necesidad de ayuda adicional. Y tanto con el smartphone como con cualquier otra cámara.

1 Los accesorios, siempre bienvenidos

Es obvio que un buen “palo selfie” nunca está de más. De todos modos, también podemos usar un trípode si estamos usando una cámara convencional. En este caso, para la cámara dedicada, lo habitual es configurar el temporizador, una vez que hayamos elegido el encuadre y decidido dónde nos vamos a ubicar.

También podemos usar un control remoto para la cámara o el smartphone. De hecho, terminales como el Galaxy Note 9 de Samsung permiten usar el S-Pen Bluetooth como mando a distancia para activar el disparador remotamente.

Si tenemos un auricular Bluetooth conectado al smartphone, cuando activamos la cámara, el botón de activar/parar la reproducción también sirve como disparador remoto.  Los “palo selfies” llevan su propio disparador remoto, ya sea cableado o Bluetooth.

2 Usa los espejos (1)

Uno de los problemas de las fotos de tipo selfi es la calidad de las fotos. Las cámaras frontales han mejorado mucho, pero siguen siendo inferiores a las cámaras traseras. Lo ideal sería que pudiéramos hacernos selfis cómodamente con la cámara trasera, pero en la práctica, no nos vemos cuando estamos apuntando. Si la parte de atrás del smartphone tuviera una pantalla para encuadre, genial, pero no la tienen, por lo general.

selfies en la ciudad

Un truco consiste en usar espejos para hacernos fotos a nosotros mismos o en grupo. Es una forma divertida, además, de obtener un resultado diferente. Podemos usar desde escaparates a espejos retrovisores de una moto, a espejos que haya en los lugares que visitemos. En la imagen de arriba, la foto está tomada usando el espejo de los extremos de los andenes de metro en Madrid.

3 Usa los espejos (2)

Para que los resultados sean óptimos, si estás usando una cámara clásica SLR, recuerda dejar el ojo que no está detrás del visor abierto. Además de evitar que nos salgan arrugas, obtendremos un resultado más dramático.

selfies en la ciudad

Si usamos el modo de visión en pantalla en la cámara o en el smartphone, busca un encuadre óptimo para que salgas con la pose más adecuada. Puedes no estar mirando a la pantalla para hacer la foto. Si buscas el encuadre y localizas el botón de disparo, puedes girar la cabeza antes de hacer la capturas.

Además, los espejos hacen de marco perfecto en ocasiones para conseguir fotos “aisladas” del entorno hasta cierto punto.

selfies en la ciudad

4 Conoce el móvil o la cámara

A veces no sabemos que podemos hacer fotos de más formas que usando el botón en pantalla o el disparador físico. Con los smartphones podemos usar métodos creativos y originales como el uso de comandos de voz. Los terminales Pixel de Google o los LG G7 y, en general, aquellos terminales que tengan una buena integración con el asistente, responderán al comando “OK Google, quiero hacer un selfie, haciendo el selfi tras contar hasta tres con el temporizador integrado.

Si decimos, “OK Google, quiero hacer una foto con la cámara trasera”, los terminales que integren el Asistente de Google de un modo “fuerte”, harán la foto sin necesidad de pulsar botón alguno.

Además, es habitual que haya sistemas de control de gestos que permiten hacer la foto haciendo una señal con la mano delante de la cámara. O detectando sonrisas, o diciendo alguna palabra como pueda ser “patata”.

También es útil saber que, si pulsamos el botón de volumen abajo, en la mayoría de los terminales equivaldrá a hacer la foto. De igual modo, pulsando dos veces seguidas en el botón de bajar volumen, también haremos una foto.

5 Elige el fondo

Hacer un selfie no es tan fácil como pulsar el botón de cualquier manera. Es muy diferente, por ejemplo, hacer una foto con el Sol detrás o hacerla con el Sol delante. En el primer caso, posiblemente salgamos a contraluz, salvo que la cámara sea capaz de hacer un procesador de tipo HDR como en los Honor 8X, sin ir más lejos. En el ejemplo de abajo está una foto hecha con este terminal precisamente.

selfie en la ciudad

En otro orden de cosas, en una ciudad suele haber elementos artísticos en la calle que pueden hacer que un selfi luzca más. Ya sea un grafiti o un edificio, busca que, además de salir tú, aquel elemento que te ha llamado la atención tenga también su protagonismo.

selfie en la ciudad

En la foto de arriba, por ejemplo, se ha buscado que el protagonista sea la Bruja Avería, para lo cual nos hemos ubicado e un lateral dejando que el centro de atención sea el fondo.

6 Encuentra el momento

Además del lugar, es importante encontrar el momento óptimo para que la foto luzca más. Por ejemplo, en una calle, si esperas a que un semáforo se ponga en verde para cruzar y te pones justo en el medio con la gente cruzando por detrás, tendrás un mejor resultado que haciendo una foto sin más.

Si haces una foto y, sin ir más lejos, tienes detrás un camión, o un autobús, es mejor que esperes a que pasen para hacer una captura en una calle bonita. Son pequeños detalles que hacen que un selfi luzca más o menos en un espacio tan dinámico como una ciudad.

foto boom

En el ejemplo de arriba, por ejemplo, se coló un “espontáneo”, lo cual no es demasiado recomendable según el momento y lo que se quiera fotografiar. En este caso, la foto no está hecha en ciudad, pero ilustra bien la presencia de elementos no deseados en la captura final.

7 Usa fuentes de luz creativas

La luz, de hecho, es uno de los recursos que menos tenemos en cuenta para hacernos los selfies. En el caso de que no haya una iluminación adecuada, la cámara tenderá a subir la ISO por encima de los que sería deseable. Algunos móviles llevan flash frontal, pero son los menos. Otros usan la pantalla como flash, pero es un recurso pobre en cuanto a la luz que ofrece.

Una forma de solventar esto es usando otro móvil como fuente de luz usando la linterna de otro terminal. Es una fuente de luz más generosa que la de la pantalla, y es mejor que nada.

8 Edita las fotos

En general, los selfies están sujetos a muchas variables que no siempre podemos controlar cuando hacemos la foto. Así que, no está de más tener un programa de edición a mano como Snapseed para dar unos retoques finales a las capturas.

selfie ciudad selfie ciudad

Entre las ediciones habituales están las de enderezar o recortar las fotos que hayamos hecho. Y también tenemos una edición muy útil que es la de “voltear” la imagen. Al hacer un selfi podemos configurar en las opciones si queremos que la imagen salga como en un espejo o si queremos que automáticamente se voltee la imagen para que, por ejemplo, las letras de un cartel se puedan leer.

Si hacemos la foto en un espejo con la cámara trasera o la cámara dedicada, es una edición que tendremos que hacer necesariamente nosotros, al no haber, en general, un modo de volteado automático.

Si hay farolas en una toma nocturna, es posible eliminarlas hasta cierto punto usando el pincel corrector de apps como Snapseed. Y quien dice farolas, dice otros elementos discordantes que pueda haber en una foto.

selfie ciudad

Si hemos usado una cámara 360, el modo “Little Planet” es el óptimo para selfis. Este modo se puede elegir en el momento de hacer la foto o al editarla con el software de la cámara que tengamos. El resultado es gracioso y efectista.

9 Desactiva el modo belleza

El modo belleza no siempre es deseable. Si eres de los que prefieren las cosas como son, no te olvides de poner a cero los ajustes de suavizado de piel, el aclarado de los tonos, y cualquier otro parámetro que esté destinado a “retocarnos” digitalmente.

Como mucho, usa un valor moderado, que resulte no demasiado artificial o forzado. Muchos terminales vienen diseñados desde China, donde este tipo de retoques son bastante populares. Pero aquí no lo son tanto.

10 No tengas miedo a las perspectivas extremas

Los selfis no siempre se hacen de frente. Usa perspectivas extremas. Si tienes un edificio como un rascacielos, puede ser interesante hacer una foto tomada desde abajo. Si estás en un alto, una toma desde arriba permitirá ver la altura a la que estamos.

selfie ciudad

En este caso de arriba, combinamos una toma extrema con el uso de un espejo. En el de abajo, usamos una perspectiva desde abajo para ver mejor la fachada del edificio.

selfie ciudad

11 Usa las sombras

También puedes usar las sombras para obtener resultados curiosos en escenarios donde no hay ninguna otra forma de salir en la foto. Es divertido y nos obliga a jugar con el encuadre y los gestos propios.

selfie ciudad

En este caso de arriba, jugamos con la sombra alargada del atardecer y el punto de fuga de la acera. En la foto de abajo, jugamos con los gestos para enfatizar las siluetas. 

Ojo con lo que sucede alrededor

A la vista de lo que ha sucedido en más ocasiones de las que nos gustaría, es recomendable pedir precaución y tener siempre un ojo puesto en lo que sucede alrededor. Si estamos haciendo una foto en un paso de cebra, fíjate en que esté en verde para los peatones. Si estás en un alto, asegúrate de que no te vas a caer. Si estás buscando un encuadre, no camines hacia atrás sin asegurarte de que el terreno es seguro por detrás.

Son normas básicas, pero cuando nos estamos haciendo un selfi, es fácil despistarse. Y en una ciudad, a poco que nos salgamos de la acera, el andén de metro o una escalera mecánica, estaremos entrando en un terreno que no siempre es seguro.

Imagenes |manu_arenas

Algunos productos recomendados en El Corte inglés

Samsung Galaxy Note 9 512 GB + 8GB Azul móvil libre

boton compra

Bastón extensible para ”selfies” Ksix con Bluetooth para Smartphones

selfie ciudad


boton compra

LG G7 ThinQ 4GB + 64GB Azul móvil libre


boton compra
 

Cámara Evil Sony Alpha 7M2K con Objetivo Zoom 28-70 mm


boton compra
En Tecnología de tú a tú| Cámaras para urbanitas: cuando la ciudad es tu medio de inspiración


Etiquetas: