A finales de agosto Vodafone recibía numerosas solicitudes de clientes por un móvil que aparecía en su tienda digital por un coste de cero euros al adquirirlo en la modalidad de prepago. Se trataba del modelo KU3830 de LG, un modelo que hoy, con su precio correcto, cuesta 89 euros si se adquiere con la opción de tarjeta.

Un error técnico en la web de la operadora había generado pedidos que habían sido confirmados con un coste nulo para los usuarios, los cuales, la operadora, tras cerciorarse del error, decidió cancelar de forma ilegal con el consiguiente enfado de los clientes que dirigieron sus reclamaciones a la asociación de consumidores Facua.

Tras la avalancha de quejas Vodafone ha decidido hacerse cargo de su error y se ha comprometido a cumplir sus obligaciones contractuales, por lo que la compañía finalmente enviará el modelo a los solicitantes sin ningún gasto. La comunicación a los clientes se ha llevado a cabo a través del correo electrónico, donde se anuncia a los mismos que recibirán el móvil "en las próximas semanas en función de la antigüedad de su pedido y de las existencias".

Información cortesía de:


Etiquetas: