Los dedos son los protagonistas en la mayoría de los gadgets de Apple, y el iPhone ha destacado por su interfaz táctil que prescinde del stylus, esa útil herramienta semejante a un puntero para escribir en una pantalla táctil.

Actualmente todos los móviles de última generación apuestan también por los dedos para interactuar con el dispositivo y prescinden de un lápiz pero Apple parece querer recuperarlo ya que ha patentado un stylus conductivo y capaz de registrar parámetros como la fuerza de presión.

La compañía de la manzana desterró el puntero cuando hizo de su teléfono uno de los más populares y vendidos de todo el mundo. Hasta entonces PDAs y otros móviles táctiles contaban con un lápiz para interactuar pero el iPhone apostó por una pantalla conductiva que reacciona a los dedos y no a estos accesorios.

El propio Steve Jobs dejó clara la postura de Apple en este sentido, confiando en el potencial de las extremidades humanas para interactuar, ya que según su discurso, todos hemos nacido con los dispositivos de punteo definitivos, los dedos, e iPhone los usa para crear la interfaz más revolucionaria desde el ratón. Pero las cosas podrían cambiar en futuros dispositivos, ya sea el muy rumoreado tablet, el también muy comentado iPhone 4G o el actual teléfono de la compañía.

La empresa ha patentado un lápiz táctil conductivo con una cobertura conductiva, metálica o de otro material, insertada en el extremo. El puntero tendría el tamaño suficiente para garantizar una interacción eléctrica suficiente con al menos un elemento sensorial del sensor táctil del panel.

El dispositivo, además, incluirá otras opciones como la capacidad de reconocer la presión que ejerce el usuario o el ángulo en el que se encuentra, para potenciar las opciones de interacción con la pantalla, y será compatible con el actual sistema multi táctil.


Etiquetas: , ,