Un grupo de investigadores de la Universidad de Washington acaba de desarrollar un software que pretende corregir la imagen discontinua característica de las videollamadas. Eliminando el desfase en la transferencia de imagen y los saltos en los fotogramas se conseguiría una mayor calidad de imagen, proporcionando a las personas sordomudas una vía para comunicarse a través de la cara y las manos.

La intención del equipo de investigadores es que las personas impedidas auditivamente puedan comunicarse mediante el móvil sin ninguna dificultad utilizando la lengua de signos y la lectura de labios. Así, su programa incorpora un sistema que transmite la cara y las manos en alta resolución, dejando el fondo en una definición menor, gracias a un algoritmo programado para detectar la piel.

De momento la aplicación está en fase de pruebas, enfrentándose a las dificultades que entraña la baja velocidad de transmisión de información, combinada con un limitado poder de procesamiento en los móviles. En Estados Unidos la capacidad de comunicación de este tipo de llamadas en una décima parte de la que hay en Europa o Asia, lo que está haciendo al equipo investigador buscar apoyos en el viejo continente.

Información cortesía de:


Etiquetas: ,