Nokia ha lanzado este móvil, como herramienta imprescindible para todo aquel que necesite un móvil resistente al agua, al polvo y a golpes. Es decir, un móvil ideal para trabajadores de la construcción, deportistas o, simplemente, para los que quieren un móvil que lo aguante casi todo. Y además, a diferencia de otros modelos similares del mercado, el nuevo modelo de Nokia destaca por mantener una apariencia de móvil convencional.

En lo relativo a las especificaciones, no debemos esperar grandes funcionalidades, pero sí las necesarias y más que suficientes para aunar robustez y funcionalidad: un móvil tribanda, con pantalla de 2.2 pulgadas y resolución de 320 × 240 píxeles, una cámara de 2 megapíxeles con un flash de tipo LED, conectividad Bluetooth, con unas dimensiones de 11.5 × 4.7 × 1.5 centímetros y un peso de 94 gramos, autonomía de siete horas en conversación y hasta 18 días en espera, reproductor de música con soporte de MP3, AAC y WMA y un sintonizador de radio FM…

Estará disponible durante este verano, y se estima que el pecio rondará los 125 euros.


Etiquetas: