Esa va a ser la historia en Europa en este 2011, cuando se empiecen a comercializar los primeros teléfonos móviles dotados con un cargador común. Se espera que durante los primeros meses de este 2011 veamos los primeros teléfonos compatibles con el nuevo dispositivo, con conexión por USB, en específico la conexión micro-USB universal.

En total son catorce los fabricantes de dispositivos móviles que han aceptado agregar este puerto estándar en sus dispositivos (desde Apple a Texas Instrumentes, pasando por Nokia o RIM).

El Ejecutivo comunitario anuncia en un comunicado que los dos organismos europeos que trabajan sobre la normalización (el Comité Europeo de Normalización y el Instituto Europeo de Normas de Telecomunicación) han definido ya las normas armonizadas necesarias para la fabricación de móviles inteligentes (capaces de transmitir datos) que sean compatibles con el nuevo cargador.

Además de incluir la interoperabilidad, las nuevas normas tienen en cuenta cuestiones relativas a la seguridad y a las emisiones electromagnéticas y garantizan que los nuevos cargadores comunes tengan suficiente blindaje frente a interferencias externas.

Con el nuevo aparato, que pretende cargar en dos horas una batería regular exhausta, no hará falta comprar uno cada vez que se cambie de teléfono. Las compañías que alcanzaron el acuerdo de junio de 2009 se dieron entonces hasta dos años para llegar al mercado con el nuevo producto, lo que permite a la Comisión aventurar que lo habrá en los primeros meses de 2011.

De todos modos hay que tener en cuenta que esta estándar se ha aprobado solo en Europa, mientras que en los Estados Unidos no hay de momento intenciones de hacerlo.


Etiquetas: ,