Tuenti se ha convertido en la red social de referencia en España. Sin embargo, desde hace un tiempo, y con la adquisición por parte de Telefónica, su modelo de negocio ha ido mutando. Ya no sólo es un espacio donde miles de adolescentes intercambian al día fotos y mensajes sino un operador móvil virtual de bajo coste. Lo que empezó conociéndose como ‘Tú” ahora nos saca la lengua, como reza su campaña promocional, para convertirse en una opción muy interesante.

A día de hoy las operadoras grandes son la principal vía para disfrutar de la telefonía móvil. Gracias a las subvenciones de los terminales y el servicio muchos usuarios abogan por esta opción para renovar su teléfono y conseguir los móviles a un precio relativamente más asequible pero con permanencias de 18 o 24 meses. Otros usuarios en cambio ha encontrado en las Operadores Móviles Virtuales (OMV) una opción muy interesante: pagar poco por las llamadas y comprarse teléfonos libres. Sin permanencias y sin tener que estar atado a una compañía durante más de un año y medio.

La última en salir al ruedo de las operadores de bajo coste es Tuenti. Su oferta es muy atractiva: llamadas a 3 céntimos el minuto a cualquier operador. Si además queremos un bono para conectarnos a Internet por 6 euros al mes tenemos 1GB de Internet. Una oferta muy suculenta tanto si nos gusta llamar como estar conectado todo el día, ya que con 1GB tenemos más que suficiente para no tener que comprar uno, aunque si necesitamos más Tuenti Móvil nos ofrece por 15 euros 3GB.

A la hora de plantearse si elegimos un operador grande o pequeño tenemos que echar cuentas y ver cuál nos merece la pena. Por un lado, tenemos la opción tradicional: operador grande que nos ofrece un móvil (a un precio X) que nos obliga a estar Y meses pagando una tarifa mensual Z, la cual además puede variar si llamamos o navegamos más de lo establecido.

Por otro lado tenemos la alternativa de comprar un teléfono libre: su precio es más elevado y es cierto que requiere un mayor esfuerzo económico. Por otro lado, no hay que olvidar la opción de la financiación, muy útil y prácticamente ya sin intereses. Además, con las operadores móviles virtuales no se paga tanto al mes (se puede bajar de unos 30 o 40 euros al mes a 6 o 8 euros con facilidad) y continuamos teniendo el mismo servicio: llamadas, mensajes de texto e Internet móvil. Además, como ya hemos mencionado, no tenemos una permanencia que nos obligue a estar con ese operador.

Al final es cuestión de coger la calculadora y ver qué nos sale más barato. En principio no hay que preocuparse de la calidad de la señal de las OMVs ya que todas utilizan la red de las tres grandes, por lo que el servicio que ofrecen, así como la cobertura, es bastante buena por norma general. Este supuesto que estamos planteando se puede aplicar perfectamente a cualquier teléfono, no sólo a los de gama alta como el Samsung Galaxy SII o el Nokia Lumia 800.

Otra opción para disfrutar de los operadores móviles es comprar un smartphone que nos permita utilizar dos tarjetas SIM a la vez. Por ejemplo: el Samsung Galaxy Y y el Samsung Chat 322. De este modo, podemos tener dos números funcionando a la vez. Por ejemplo: uno con Movistar (y sus respectivos precios y tarifas) mientras en el otro tenemos Tuenti Móvil. En función de lo que más nos convenga podemos intercalar entre una y otra de forma diferente


Etiquetas: