La práctica del senderismo y de deportes de aventura se está convirtiendo en una actividad habitual entre los aficionados a la vida activa y con avidez de sensaciones al tiempo que se disfruta del aire libre, de paisajes nuevos y del conocimiento de pueblos y gentes que encontremos durante las rutas que elijamos.

En el pasado, planificar estas rutas no siempre era sencillo ni seguro: se necesitaban conocimientos de orientación, la predicción meteorológica no era tan precisa como ahora y los mapas en papel no siempre eran fáciles de leer ni interpretar.  Además, si se quería hacer alguna fotografía o grabar vídeo, había que llevar todo el equipo de cámaras dedicadas. Ahora, el panorama ha cambiado radicalmente gracias a la tecnología.

El smartphone ha asumido muchas de las responsabilidades que antes tenían estos elementos tales como los mapas, las cámaras o incluso los primeros dispositivos GPS que empezaron a usarse en las rutas de senderismo y montaña años atrás, y que eran poco menos que “ladrillos” con una única función.

La tecnología es frágil. O lo era

Hoy en día los smartphones son comodines que integran todo tipo de tecnologías: desde cámaras hasta GPS, pasando por aplicaciones de mapas y cartográficas. Pero los smartphones en general son bastante más “urbanitas” que aventureros y no siempre se llevan bien con las actividades al aire libre.

Los teléfonos rugerizados, a prueba de casi todo,  no son nuevos, pero han estado pensados más para usos industriales que de ocio, con características muy interesantes de cara a aguantar caídas, inmersiones incluso en agua de mar, golpes, temperaturas muy bajas y muy altas, etcétera. Pero no eran terminales aptos para un uso cotidiano ni por tecnología ni por diseño y pecaban de integrar elementos bastante flojos en rendimiento y calidad, tales como la cámara, a no ser necesarios para un uso industrial.

En estos últimos años, pues, ha habido un hueco sin cubrir adecuadamente por la tecnología en lo que a dispositivos rugerizados se refiere, que puedan combinar rendimiento, diseño, robustez y funcionalidad para audiencias más exigentes en la parte estética y tecnológica.

land rover explore

El Land Rover Explore se posiciona como un candidato para ocupar ese vacío. Es un smartphone que combina un terminal principal equilibrado en cuanto a tecnología, diseño y robustez, junto a accesorios que extienden su funcionalidad en áreas como una robustez adicional, protección, más autonomía o mejora de elementos como el GPS o su acople en bicicleta para usuarios que hagan rutas ciclistas.

La ruta: Madrid – Colmenar Viejo por vías pecuarias

La mejor forma de poner a prueba el Explorer es usándolo en un escenario real. En este caso, un paseo por vías pecuarias desde Madrid a Colmenar Viejo sumamente variado en cuanto a paisajes y con varias zonas sumamente bonitas y donde es posible encontrarse con riachuelos y muestras de actividad ganadera y agrícola, así como con animales tan espectaculares como los buitres volando a pocos metros en algunos tramos del trayecto.

Lo que se busca en una ruta de senderismo es, por un lado, evitar preocuparnos por la integridad de la tecnología que llevemos encima. Y, al mismo tiempo,  llevar la mínima tecnología posible. El Land Rover Explore que hemos usado para acompañarnos durante la jornada de senderismo,  viene con el Adventure Pack, compuesto por una batería de respaldo de 3.620 mAh y una antena GPS de 25 x 25 mm junto con una funda protectora con anclaje de mosquetón.

Los preparativos

EL terminal, sin el Adventure Pack, es óptimo para un uso urbanita. A pesar de ser un terminal rugerizado, ofrece una estética y una ergonomía compatibles con un uso cotidiano. Sin embargo, para salir al campo, lo mejor es equipar al Explore con el Adventure Pack, o incluso con el accesorio de batería adicional, y el protector de pantalla de cristal templado para prevenir que una caída sobre una piedra picuda nos dé un disgusto. El terminal es duro, pero no indestructible.

Antes de ponernos en marcha, como es habitual en senderismo, es interesante prepararlo todo para que luego no haya que invertir tiempo realizando ajustes sobre la marcha, o nos demos cuenta de que se nos ha olvidado algo importante.

Así, es especialmente útil configurar el desbloqueo inteligente para evitar tener que usar el PIN o el patrón todo el rato. Y preparar las aplicaciones que vayamos a usar para hacer el seguimiento de la ruta. El Land Rover Explore viene con ViewRanger  junto con un vale canjeable para descargar los mapas premium que corresponden al país donde estemos. ViewRanger usa cartografías muy detalladas con todo tipo de accidentes geográficos, caminos, fuentes o desniveles. Nosotros descargamos la cartografía de Madrid a escala 1:25.000,. la tradicional cartografía militar que antaño se usaba en forma de mapas en papel.

land rover explore

También configuramos el panel de control preinstalado en el terminal con aquellos widgets que nos parecían más útiles para tener a mano, como la brújula, el altímetro, compartir ubicación, o la hora de la puesta de Sol para saber cuántas horas de luz quedan. La linterna SOS también es conveniente.

El terminal también viene con Strava preinstalado, así como Sky Maps, TripAdvisor o Geocaching. Nosotros, adicionalmente, instalamos también Wikiloc, muy popular entre los senderistas y caminantes así como ciclistas. De hecho, la ruta la grabamos con ViewRanger y Wikiloc, y llevamos además un Fitbit Versa “chupando” Bluetooth.

land rover explore

Las baterías, siempre cargadas a tope, por supuesto. Y En marcha. El mosquetón es especialmente útil para enganchar el terminal en las correas de la mochila o en el pantalón. En la mochila llevábamos alguna batería extra, cable USB-C, cargador, agua, un pantalón largo y una cámara para hacer fotos del terminal durante el trayecto.

land rover explore

Manos a la obra o pies en el camino

La primera diferencia entre llevar un terminal convencional y llevar el Explore es la de estar tranquilos en lo que a la integridad del dispositivo se refiere. Por ejemplo, la incidencia del sol en un terminal urbanita probablemente desgastaría sus elementos estructurales así como componentes como la batería, haciendo que saltase la alerta de temperatura apagando el móvil. Con el Explore, llevar el móvil colgado de la mochila no supuso ningún problema.

Durante la ruta íbamos consultando los mapas y las estadísticas de uso periódicamente, así como las redes sociales y la mensajería con una visibilidad suficiente incluso teniendo la luz solar cenital. El desbloqueo automático se agradece para agilizar el acceso a las apps.

Las opciones para compartir ubicación mientras estamos en ruta son útiles para extremar precauciones en el caso de que caminemos solos. Y ViewRanger la tiene, por supuesto. La cartografía es de calidad, aunque en esta ruta concreta contábamos con una buenaseñalización de las vías pecuarias que se comparten en gran parte del camino con las del Camino de Santiago de Madrid.

land rover explore

Las estadísticas durante la ruta son abundantes y completas. Pero no solo nos limitamos a usar el terminal como GPS. La cámara es otro de los componentes que más se usan en una salida al campo. Y la cámara no defrauda. Sin ser cámara dual, ni presumir de un modo explícito de tecnologías, la realidad es que las fotos obtenidas son de calidad, llenas de detalle y color con 16 Mpx muy bien aprovechados.

foto con el explore

El modo RAW es algo lento, eso sí, al tener que guardar un archivo de gran tamaño .DNG junto con el .JPG. Solo lo usamos en algunas capturas que teníamos interés en editar posteriormente, pero el JPG es suficiente para tener un buen recuerdo de nuestra ruta. La pantalla se puede manejar hasta con guantes y con agua y lluvia. Sumergido completamente no, pero con la pantalla mojada se maneja bien, lo cual es muy útil en días de lluvia.

Después de siete horas, la batería, con todo encendido, llegó casi agotada a su destino, un comportamiento excelente puesto que estuvimos haciendo un uso intensivo durante toda la ruta: bluetooth activado en sincronización con nuestro Fitbit, GPS, y dos apps grabando la ruta. Cuando se agotó la batería del Adventure Pack, aprovechamos para cargarla con una de las baterías que teníamos con nosotros. Pero finalmente no tuvimos falta de usarla.

De todos modos, hay margen para configurar el GPS en modos más conservadores que harán que dure más tiempo. Con todo, no nos quedaremos sin energía gracias a la posibilidad de cargar el Adventure Pack por separado. Nos quedamos sin un extra de antena GPS, aunque en exteriores y con buena visibilidad del cielo, el GPS integrado cumple con su cometido correctamente. Además, la carga es muy rápida y podremos tener más de la mitad de la batería en algo menos de una hora. El conector de alimentación es USB-C. Y cuenta con Jack de audio y radio FM.

land rover explore

Para limpiar de polvo el terminal, y de paso enfriarlo un poco, nada mejor que un baño en el agua de uno de los arroyos que cruzamos durante la ruta. Como es de esperar, no hay problema alguno con sumergir al terminal completamente.

El terminal

El Land Rover Explore integra un SoC MediaTek Helio de diez núcleos con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno ampliables mediante tarjetas microSD. Es un procesador que no compite por el rendimiento máximo, pero está muy bien equilibrado en lo que a consumo de energía y rendimiento se refiere. Resiste caídas de hasta 1,8 metros y puede sumergirse completamente incluso en agua salada. Funciona a temperaturas desde -30 grados a 60 grados y su batería es de nada menos que 4.000 mAh con dos accesorios que añaden carga extra para usos extremos en rutas largas.

land rover explore

La antena GPS del Adventure Pack es especialmente interesante en rutas con poca visibilidad celeste para mejorar la precisión y hacer que funcionalidades como Buddy Beacon funcionen sin problemas. La ergonomía es fantástica incluso con la carcasa y el enganche tipo mosquetón, que facilita quedarnos con las manos libres para afrontar alguna subida o para manejar bastones o cualquier otro instrumento sin tener que andar guardando el terminal en la mochila todo el rato.

Las apps están muy bien elegidas por parte de Land Rover, y el énfasis que han puesto en hacer que sea fácil tener todo a la vista y accesible en lo que concierne al seguimiento de rutas es muy de agradecer.

La fijación magnética de los accesorios es otro acierto. Es fácil poner y quitar los respaldos y se ajustan a la perfección. El terminal, además, notifica de forma inmediata sobre la instalación del Adventure Pack y podemos lanzar automáticamente apps como Mapas de Google, ViewRanger o Strava.

Si nuestro coche es un Land Rover compatible, también podremos instalar la app de gestión y monitorización del vehículo InControl. El sistema operativo es Android 7.1.1, aunque en algún momento se actualizará a Android 8 Oreo.

land rover explore

El diseño, a pesar de tener como prioridad la resistencia y durabilidad, no renuncia a una estética moderna y actual, y muy estilizada. Se inspira en la parrilla frontal de los Land Rover, con un acabado espectacular que transmite pureza y dureza al tiempo.

Nuestra valoración

Un smartphone como el Land Rover Explore es el equivalente tecnológico de una navaja suiza. Aporta diversión, precisión, fiabilidad  y seguridad, elementos todos ellos de especial interés cuando se sale al campo. Sencillamente, nos olvidamos de que llevamos entre nuestro equipamiento un dispositivo móvil y solo nos preocupamos de usarlo. Da igual que llueva, haya polvo, se nos caiga incluso, o el Sol esté incidiendo en él de contínuo.

land rover explore

Hasta podemos usarlo en el mar, un entorno agresivo donde los haya. El fabricante detrás del Land Rover, no en vano, es el reputado Bullitt Group, bajo las indicaciones de Land Rover en cuanto a diseño y elementos de software y accesorios óptimos para sus clientes potenciales. Elementos como la cámara están a la altura de la cámaras que podemos encontrar en terminales convencionales. Y el sistema de accesorios está muy bien pensado. Cuando estamos en un entorno amable, dejamos los accesorios en casa o usamos alguno como la funda de piel. Cuando salimos de ruta, usamos los accesorios de batería y GPS. Una especie de doble identidad muy bien diferenciadas.

Smartphone libre Land Rover Explore 64 GB 4GB negro

Creado para actividades al aire libre y probado en todas las condiciones climáticas desde -30 ° a + 60 ° C. Cuenta con la certificación IP68, resistente al agua, dulce y salada, para utilizar en cualquier clima. Con cámara delantera y trasera de 8MP y 16 MP.

land rover explore


Etiquetas: ,