La aplicación en cuestión se llama Ocarina de Smule . Es un simulador de la Ocarina, ese instrumento más propia de América del Sur y los videojuegos que otra cosa. Cualquier persona que haya jugado a alguna de las mútiples versiones de The Legend of Zelda de Nintendo estará deseoso de "tocar" la mítica múscia que ha encantado a generaciones de jugadores de RPG (Rol Playing Game) de acción y aventura. Sinceramente me ha dejado anonadado el video demostrativo.

La aplicación está disponible en la Apple Store al precio de 99 céntimos de dólar. Precio más que asequible. El programa usa la interfaz multitáctil para simular los agujeros de la ocarina que taponarían el aire insuflado a través del micrófono en este caso.

Deja boquiabierto a cualquiera ver la verosimilitud que han plasmado, escuchar los sonidos tan puros como si de una ocarina auténtica se tratase. Además Ocarina permite crear melodías y compartirlas con otros usuarios de todo el mundo mediante un mapa mundi a través del teléfono al más puro estilo Mario Kart online de Wii. Incentivando de esta manera el contrato de datos que se ha impuesto en España a través de Movistar por ejemplo.

Apple está demostrando que su interfaz multitáctil da unas posibilidades infinitas que a día de hoy nadie puede imitar en el mercado, y eso vende más que las prestaciones reales de un terminal. Es el fenómeno Wii extrapolado a la telefonía, no por ser más potente se es mejor, sino por ser más innovador. El usuario manda con sus tendencias.


Etiquetas: