Telefónica ha decidido pasar a cobrar el Servicio de identificación de llamadas que hasta ahora era gratuito (según telefónica tenían la galantería de no cobrar por él). Pero en una práctica ya habitual por parte de la compañía se decide empezar a cobrarlo, previa comunicación en factura, en lugar de obligar al cliente que lo quiera a solicitarlo para que realmente constate que ahora tiene que pagar por él.

Desde luego que se puede decir que "el que avisa, no es traidor", pero hay formas más elegantes de informar acerca de estas modificaciones tarifarias que el no responder una comunicación escrita. La CMT en este caso interviene, no para ver si es justo o no (que no es su cometido), puesto que Orange se quejó del amago de Telefónica en omitir ese cobro a los usuarios de ADSL.

Como Orange veía un desagravio el poner en situación de ventaja a esos usurios frente a los que tuviesen el ADSL con otro operador, pero con la línea de acceso básico con telefónica, como es la mayoría de los casos. La CMT se pronunció obligando a Telefónica a no hacer distinciones y cobrar a todos los usuarios por igual, con lo que gracias a la "competencia" los usuarios salen esta vez perjudicados.

Las asociaciones de defensa al consumidor no hacen nada, las privadas sólo defienden a sus afiliados evidentemente, y como los usuarios no tenemos tiempo para meternos en eternos trámites legales contra estas compañías, resulta que al final salimos perdiendo porque estamos absolutamente desamparados. Recordemos que cuando sospechosamente Vodafone, Orange y Movistar decidieron subir el establecimiento de llamada simultaneamente de 12 a 15 céntimos, la CMT no hizo más que dar el visto bueno inexplicablemente ante un pacto a todas luces trivial, y por mucho que se protestó en aquel momento, todos tragamos y pasamos por el aro.

Hoy, somos testigos de un nuevo atropello, del cobro por un servicio que no implica costes ni infraestructura, puesto que está implementado en el teléfono. Otro signo más de que a veces, vamos para atrás, como los cangrejos, en terminos de tecnología.


Etiquetas: