La electrónica de consumo no nos deja tiempo a acostumbrarnos a las novedades y hoy en día tan sólo un año es suficiente para dejar obsoleta una nueva tecnología como las incluidas en los terminales móviles. Esto no es nada nuevo para cualquiera que haya nacido en los últimos treinta o cuarenta años, pero en nuestra sociedad actual, donde tanto consumes tanto vales, no hemos sabido enganchar a los cambios a la generación de la postguerra, nuestros mayores.

De un tiempo a esta parte, las empresas han empezado a fijarse en las potenciales ventas a consumidores de la tercera edad. La población de la casi totalidad de los países del primer mundo, envejece sin remisión, la esperanza de vida aumenta año tras año a la vez que los nacimientos disminuyen.

Por todo esto, comienza a tomarse en consideración una población jubilada, con una calidad de vida óptima gracias a los avances de la medicina, con mucho tiempo libre y con la cuenta corriente saneada, y los grandes fabricantes no han tardado en sacar al mercado aparatos pensados específicamente para este segmento de población, como gamas de teléfonos móviles con funcionamiento sencillo y teclas de gran tamaño.

El siguiente video, es un capítulo de una excelente mini-serie de Canal Extremadura llamada Aprende con… creados por Ainhoa Rodríguez, donde nuestros mayores nos explican su manera de ver el mundo, y cómo no, las nuevas tecnologías.