El mejor smartphone en vistas se hace esperar, el 2009 empezará fuerte con la llegada de uno de los terminales más completos jamás vistos.

El primer SonyEricsson equipado con Windows Mobile ofrecerá un teclado qwerty deslizante en su diseño "banana phone" que recuerda a mitos como el 8110 de Nokia (el auténtico Matrix Phone, no confundir con el 7110 camaleónico), pantalla de 800×480 y 16 millones de colores, lo que nos permitirá una navegación totalmente real como si se hiciera desde un pc convencional.

A pesar de todo, la incógnita de si tendrá soporte flash sigue en vilo, por potencia no será, pero los terminales de Windows se están haciendo de rogar en este aspecto a la espera del eternamente inminente explorer mobile 6.

Completan el equipo una cámara de 3’2 megapixels con autofocus, bluetooth, wifi, procesador a 600Mhz y 256mb de RAM. Una auténtica bestia con tecnología HSDPA y visualmente muy atractivo con los "panels" implementados por SonyEricsson (una especie de interfaz equivalente al touch-flo de HTC o a los widgets del Samsung Omnia).

Su precio aproximado rondará los 700€ pero las prestaciones que ofrece lo justifican de sobra, el año que viene más, y mejor.