Digno de una película de James Bond, llega al mercado un teléfono que no pasará a la historia como un top ventas, pero desde luego habrá gente que agradezca muy mucho las características de este terminal, básicas en su hardware y software pero muy avanzadas en téminos de resistencia física.

Feo como él solo, se presenta con unas protecciones de goma alrededor de su estructura de plástico para amortiguar los golpes. Cristal resistente a arañazos y sumergible hasta 1,7 metros aunque no de forma continuada. Una carta de presentación bastante buena para un mercado huérfano de este tipo de terminales.

En cuanto a características funcionales es un terminal GSM tribanda, con Bluetooth 1.2 (no compatible con audio estereo) y una pantalla de 65K colores de 1’7 pulgadas y 128×160 píxeles de resolucion. 10 megas de memoria interna, salida para auriculares mediante jack de 2’5 mm y una batería de 1100mAh completan el pack.

Hay que reconocer que no se necesitan más características puesto que su orientación es para llamadas y resistencia, todo lo demás es superfluo. En su web oficial se puede ver a las perrerías que someten al terminal, ahora mismo al escribir este artículo va camino de recibir más de 60000 martillazos en directo, hay una cámara online dispuesta para observar cuándo se romperá mientras recibe su merecido. Una iniciativa original en la que se admiten apuestas, con premios inclusive y además podemos enviar sms al móvil en directo para verificar que está funcionando mientras es martilleado. Todo un circo online…originalidad al poder.