Android, iOS, RIM, Windows Phone…seguro que en más de una ocasión hemos leído estos nombres cuando hemos estado consultando teléfonos móviles. Algunos nos sonarán más que otros pero todos ellos tienen algo en común: son los sistemas operativos que mueven la actual generación de teléfonos móviles y smartphones.

Aunque a priori podamos pensar que la variedad de sistemas operativos obedece a una directriz de las compañías por defender sus estándares y afianzar su posición en el mercado lo cierto es que cada uno de ellos ofrece características diferentes y pensadas para públicos distintos. En este artículo os queremos descubrir las principales claves de cada sistema operativo para que las conozcáis y las tengáis presentes a la hora de adquirir un nuevo terminal.

Android, el sistema operativo libre y versátil

Empecemos hablando por Android, el sistema operativo móvil de Google que poco a poco ha ido ganando terreno a lo largo del mundo. El famoso androide verde es un sistema operativo cuya filosofía parte de ser un entorno abierto para que cualquier programador y fabricante pueda modificarlo a su gusto para posteriormente distribuirlo.

Su versatilidad queda patente en la gran aceptación que ha tenido por parte de los fabricantes que a día de hoy usan el sistema operativo: HTC, LG, Motorola, Samsung… Pero la versatilidad no sólo es para las empresas sino también para los usuarios. ¿Quieres un móvil con una pantalla espectacular? Samsung Galaxy SII ¿Uno con una cámara de gran calidad? Xperia Arc. ¿Un móvil para jugar? Xperia Play. ¿Quieres un móvil un poco más modesto pero funcional? HTC Wildfire S.

Aparte de tener muchos tipos de terminales, la experiencia de usuario es bastante buena y en el Android Market encontraremos un montón de aplicaciones útiles, además claro, de juegos con los que echar el rato en el transporte público por ejemplo. Como nota negativa decir que aunque Android funciona bastante bien, todavía hay cosas que pulir y la experiencia puede diferir un poco según que terminal tengamos.

iOS, un rendimiento excelente y aplicaciones para todos los gustos

Aunque Apple no inventó la telefonía móvil, si es cierto que ha reinventado el paradigma actual y ha marcado el camino para sus competidores. iOS es el sistema operativo que utilizan los iPhone y el iPad. Su principal baza es ofrecer una experiencia única al usuario: su funcionamiento es sencillo, intuitivo y en general ofrece un rendimiento bastante bueno.

Además, en cada actualización el sistema se reinventa ofreciendo nueva funcionalidades. Su otra gran baza es el apoyo de los desarrolladores, la mayoría se está volcando en lanzar aplicaciones para iOS y al final, tener un buen catálogo de aplicaciones, ayuda mucha a decantarse por un sistema u otro.

El punto débil de iOS es la absoluta dependencia de iTunes para sincronizar los datos. El hecho de no poder conectarlo por USB y gestionar el móvil como si fuera un dispositivo más a veces resulta frustrante. En este sentido, iOS todavía tiene mucho que aprender de Android por ejemplo.

RIM, un sistema operativo que se reinventa para llegar a todos los públicos

Originalmente las BlackBerry eran terminales orientados al entorno profesional. Eran herramientas de comunicación precisas y con soluciones eficientes para aquellos trabajadores que necesitaban estar conectados a todas horas. Sin embargo, en cuestión de un año hemos visto como BlackBerry se ha quitado el traje y la corbata para hacer furor entre los adolescentes españoles.

La clave principal de RIM, y por extensión de las BlackBerries, es la comunicación. Si buscamos un terminal con el que queremos estar escribiendo todo el día en el chat o correos electrónicos, RIM es nuestro sistema operativo. Olvidaos de los teclados virtuales, no hay nada como un teclado QWERTY físico. Además RIM cuenta con su propio cliente de mensajería, BBMessenger, el cual es bastante rápido y eficaz.

Sin embargo RIM como sistema operativo tiene algunas carencias. Por un lado no cuenta con la versatilidad de los teléfonos táctiles y aunque lo han intentado en modelos como la Torch, el resultado no ha sido todo lo bueno que se esperaba. Por otro lado, tiene el problema de la conectividad y de red. No es que sean habituales, ni mucho menos, pero la semana pasada con la caída masiva quedó claro que las conexiones dependen mucho de una serie de puntos claves y cuando estos caen, pueden dejar a nuestro móvil en nada.

Symbian, el ocaso de Nokia

Si hay una marca que en los últimos años ha dominado el mercado de telefonía en España esa era Nokia. En su día revolucionó este mundillo con un sistema operativo completo sobre el que la competencia poco podía hacer. Sin embargo esos días de gloria han pasado. Nokia no ha sabido adaptarse a los tiempos y su sistema anda bastante lejos de lo que ofrece la competencia.

Si buscamos un terminal modesto y más centrado en las típicas funciones de un móvil, Symbian es una buena opción. Además, han trabajado mucho en ofrecer un servicio de navegación GPS gratuito y eficaz que distingue si vamos en coche o a pie. En cambio, si nuestras necesidades son más ambiciosas, mejor que busquemos en Android, iOS o Windows Phone. Aunque Nokia pretende alargar la vida de Symbian, parece que su negocio va más en la vía de Windows Phone, su última esperanza para renacer y no seguir en caída libre.

Windows Phone 7, el renacer de Microsoft

Hace 11 años Microsoft se lanzó al mundo de los dispositivos móviles con Windows Mobile, un sistema operativo que triunfó en las PDAs y la primera generación de smartphones. Sin embargo, los años pasaron y Android e iOS lograron desbancar a Windows Mobile como sistema operativo puntero. Esto no supuso la muerte del sistema operativo sino el renacimiento en el 2010 en forma de Windows Phone.

Esta nueva versión del sistema operativo de Microsoft nos ofrece una interfaz muy intuitiva y espectacular. Si solemos utilizar herramientas de Windows como Hotmail u Office la integración de éstos está muy lograda. Además, en un futuro cuando lance Windows 8 la integración entre PCs y smartphones será total.

La única pega de Windows Phone es que a día de hoy tiene un catálogo bastante escaso de aplicaciones, aunque poco a poco van creciendo. Otra cuestión a tener en cuenta es que Windows Phone sólo está disponible en terminales de gama alta por lo que si queremos un terminal algo más modesto y económico tendremos que buscar en otros sistemas operativos.

 


Etiquetas: , , ,