Según diferentes medios, Nokia está realizando ensayos con un teléfono que ofrecerá sensaciones táctiles gracias a la electrovibración, que permitirá que los iconos de la pantalla tengan distinta rugosidad al tacto.

Basándose en la tecnología de la electrovibración, Nokia trabaja en un móvil que permitiría que al pasar el dedo por encima de los iconos de la pantalla se pueda distinguir unos iconos de otros por su diferente rugosidad, y lo mismo ocurriría al recorrer diferentes zonas de una imagen. El sistema consiste en dejar circular una ligera corriente sobre la superficie de la pantalla, que en contacto con la epidermis provoca una sensación de fricción o vibración cuya fuerza varía en función de la potencia.

Al parecer, Nokia lo ha probado en un modelo N900. Encima de la pantalla LCD ha colocado dos láminas: la primera de un conductor transparente y la segunda, un aislante. Cuando se coge el teléfono con una mano y se toca la pantalla con la otra se genera un circuito cerrado, que da lugar a la electrovibración con sus subsiguientes aplicaciones que hemos mencionado.

A su vez, relacionado con el gigante de la telefonía finlandés, se ha anunciado que la próxima semana estará en las tiendas su nuevo modelo N8, cuyo precio en España será de 469 euros. El N8, que ha generado una gran expectación, viene equipado con el sistema operativo Symbian, pesa 135 gramos, con pantalla táctil y teclado virtual. Admite la posibilidad de usar un lápiz. El tamaño de la pantalla es de 3,5 pulgadas y dispone de acelerómetro, brújula y detector de luz ambiente. La firma asegura que el tiempo de máximo de conversación sin recarga es de 720 minutos. En espera puede llegar a las 390 horas. Va equipado con tecnología de audio Dolby Digital. Es posible editar en la pantalla fotos y vídeos y compartirlos. Como otros móviles de Nokia, cuenta con navegación GPS para coche y peatón, gracias a la aplicación Ovi Mapas, en más de 70 países del mundo, gratuita y sin costes ocultos.


Etiquetas: ,