La cámara es uno de los componentes que más caracterizan a los teléfonos móviles y uno de los argumentos de compra más determinantes a la hora de elegir un modelo u otro, especialmente en la gama media-alta, alta o premium. No es de extrañar a la vista de la calidad y funcionalidades que integran los terminales más ambiciosos.

Además, los fabricantes dedican un gran esfuerzo investigando formas de añadir más tecnologías y posibilidades creativas a las cámaras que integran los terminales flagship y una parte relevante de los mensajes de marketing que usan en sus lanzamientos está dedicada a la fotografía.

En este sentido, tenemos dos posible slíneas de actuación por parte de los fabricantes: evolución e innovación. La evolución es el método más habitual que tienen los fabricantes de ofrecer mejoras en las cámaras. La innovación es más complicada de abordar en tanto en cuanto las cámaras son sistemas ópticos, y la óptica necesita manejar magnitudes físicas tales como distancias focales o tamaños de sensor que afectan directamente a otros apartados como el grosor del terminal o el espacio que hay que dedicar dentro del móvil a la cámara, lo cual interfiere con la batería o con la disipación o el diseño de la placa.

innovación en cámaras móvil

Por ejemplo, si un fabricante usara un sensor de gran tamaño para mejorar la capacidad de captación de luz, tendría que aumentar el grosor del terminal para implementar cámaras con una distancia focal de, digamos, 27 mm equivalente en 35 mm. Sin entrar en detalles técnicos, basta decir que usando un sensor de 1’’, como el que usan cámaras compactas de gama alta, en un móvil y con una distancia focal de 27 mm, solo el módulo de la cámara haría que el grosor del móvil fuera de 1 cm resultando en un dispositivo con 1,2 o 1,3 cm de grosor. Algo impensable hoy en día.

Pocos píxeles pero de calidad

Otro tanto pasa con los megapíxeles. Si no se pueden usar sensores grandes, no interesa que hay muchos píxeles, o de otro modo serán “malos” y capturarán mal la luz. Por ello, los fabricantes se quedan con entre 12 Mpx y 16 Mpx para las cámaras de sus móviles. La física y la óptica imponen sus condiciones a los fabricantes, y no es fácil encontrar soluciones que permitan tener cámaras de muy alta calidad en espacios tan reducidos.

innovación en cámaras móvil

En innovación tenemos algunas líneas de actuación que son las que veremos primero.  Concretamente el zoom óptico o el uso de sensibilidades ISO muy altas sin olvidar la posibilidad de manejar la información proveniente de varios sensores a la vez. En evolución, hay también formas de mejorar la capacidad fotográfica de los terminales, como la adición de más cámaras o el uso de accesorios, así como la mejora en el procesamiento digital de las imágenes.

Zoom óptico hasta 5x

Hace unos meses salió a la luz un prototipo del fabricante Oppo de teléfonos, en el que se mostraba una cámara con un zoom óptico de 5x. La forma de implementarlo es usando un método que ya usó Sony en sus primeras cámaras compactas: mover la óptica al plano horizontal, por lo que no se afecta al grosor para implementar distancias focales largas. Hay que tener en cuenta que ahora mismo, físicamente, una cámara de móvil necesita que la óptica maneje distancias focales de unos 4 mm.

innovación en cámaras móvil

Es decir, entre el objetivo y el sensor tiene que haber una distancia de 4 mm. Esta distancia se maneja en el plano del grosor del terminal. Un zoom 5x supone una distancia focal de 20 mm o 2 cm. Llevando la cámara al plano horizontal se puede hacer de un modo bastante elegante.

La forma concreta de implementación de este tipo de tecnología o el nivel de zoom que se conseguirá está por ver. Pero es una línea de actuación interesante.

Sensibilidades ISO muy altas

En el MWC 2018 Sony anunció su tecnología Fusion que permite combinar la información de dos cámaras para obtener sensibilidades ISO de 12.800 para vídeo y 51.200 para fotos. Se trata de un “truco” a medio camino entre lo digital y lo analógico, y habrá que ver el resultado efectivo en las imágenes y vídeos una vez que llegue a modelos de teléfonos concretos.

innovación en cámaras móvil

Si se pueden aumentar los márgenes de sensibilidades ISO sin que afecte negativamente a la imagen se pueden capturar fotos con condiciones de poca luz sin necesidad de trípode, por ejemplo.

Modos estereoscópicos en tiempo real

Android en su nueva versión del sistema operativo, Android P, integrará un modo llamado “Fusion” para combinar en tiempo real la información proveniente de dos o más sensores en un smartphone. Sony tiene su propio procesador Fusion para combinar la información de los sensores, pero Android P parece que integrará esta tecnología a nivel de software.

Entre otras posibilidades está la de obtener imágenes más luminosas o trabajar con imágenes y vídeos estereoscópicos en tiempo real y sin post procesamiento. También se pueden recrear efectos de zoom o escalado de imágenes entre otras posibilidades.

Vídeos en HDR

Realmente no es una novedad, ya que Sony lo implementa en sus últimos terminales Xperia XZ2 y LG en el V30 y V30S integran un sensor que permite capturar vídeo con un alto rango dinámico que permite realizar ediciones avanzadas en programas como Adobe Premiere a través del modo de captura Cine-Log.

innovación en cámaras móvil

Más de dos cámaras en un smartphone

El próximo 27 de marzo Huawei parece que lanzará terminales con tres cámaras traseras. Está por ver qué nuevas funcionalidades habilitará la tercera cámara en el terminal. Elucubrando un poco, se puede pensar tanto en una cámara gran angular, aunque en algunas filtraciones (a falta de confirmación, por supuesto) parece que las distancias focales serán de 27 – 81 mm, lo cual significa que estamos ante un zoom 3x.

Es difícil integrar muchas cámaras en un terminal. Sobre todo porque se reduce el espacio disponible para otros componentes o para integrar baterías más “grandes”.

Vídeos y fotos 360

Una tendencia que se apunta de modo velado en los últimos meses es la de ofrecer como accesorio una cámara modular para capturar vídeos y fotos 360. El Essential Phone ya lo hace, y Huawei lleva ya unas semanas comercializando su propia cámara EnviZion 360 que se conecta al puerto USB-C del móvil.

innovación en cámaras móvil

Vídeo a ultra cámara lenta

Esta funcionalidad no es nueva: Sony la integró en sus terminales XZ Premium el pasado año y este la mantiene en los XZ2. Samsung la ha integrado en los Galaxy S9/S9+ con una interfaz muy amigable y con resultados espectaculares.

Este modo consiste en grabar vídeo a nada menos que 960 fps. Eso sí, la limitación está en cuánto tiempo se puede capturar vídeo a esta ultra velocidad. De momento son unos 0,18 segundos, que se convierten en unos 6 segundos (960 fps son 30 fps multiplicados por 32).

Lo que es de esperar que llegue es un mayor tiempo de grabación y a una mayor resolución por encima de HD. Eso se conseguirá integrando más memoria en los propios sensores, o introduciendo memorias mucho más rápidas en el almacenamiento interno de los terminales.

Realidad aumentada

Las cámaras son elementos del móvil que se integran perfectamente en otros aspectos de uso del móvil. El uso de la información contextual para superponerla sobre la cámara o recrear efectos dependiendo de lo que esté captando el sensor son tendencias que se están imponiendo en el mundo de la fotografía móvil.

Inteligencia Artificial

De momento, la Inteligencia Artificial está apareciendo de forma incipiente en los móviles. En las cámaras actuales se muestra en forma de detección de escenas. Es decir, la IA del móvil identifica la escena que está capturando y realiza ajustes específicos para capturar el momento de un modo óptimo.

La IA, de todos modos, tiene que evolucionar más y converger con la realidad aumentada. Google ya lo hace con Google Lens, una funcionalidad que está empezando a estar disponible en todos los terminales Android a través de la app de Google Fotos y siempre y cuando el idioma del sistema esté en Inglés.

innovación en cámaras móvil

Google Lens analiza las imágenes e identifica los elementos en ella para ofrecer información o incluso crear eventos a partir de fechas o identificar textos entre otras capacidades. Bixby de Samsung, con Bixby Vision, hace algo parecido en los terminales Galaxy y Note, y es de esperar que esta tendencia se confirme en los meses que vienen.

Procesamiento digital

La óptica que se puede usar en un móvil está limitada físicamente por el espacio disponible. Así que se tiene de usar procesamiento digital para “mejorar” las imágenes. Efectos como los que integra Huawei en sus terminales móviles de la gama P y Mate permiten capturar escenas nocturnas casi sin usar trípode, o capturar las luces nocturnas de los coches o suavizar el agua y todo ello de un modo digital.

innovación en cámaras móvil

Lo suyo es que se mejoren estas técnicas y se añadan otras, aunque siempre con la precaución de saber que estamos ante fotos “retocadas” por el móvil y no por nosotros. Por ejemplo, la tecnología “Pixel Shifting” permite “crear” imágenes de muy alta resolución a partir de sensores con un número limitado de megapíxeles. Es una técnica que ya se usa en cámaras CSC como la Sony a7R III.

El modo retrato que presentan muchos terminales, o el de desenfoque del fondo, son también digitales, por supuesto. A estas alturas lo hacen bien, e incluso son capaces de cambiar el fondo de las fotos por otros de nuestra elección, tal y como hace Apple en el iPhone X o Motorola en algunos de sus modelos como el Moto G5S Plus.

Foto | Sensores iPhone 7 Plus cortesía de iFixit

En Tecnología de Tú a Tú |  Convierte tu móvil en tu cámara de vídeo y graba tu primer corto


Etiquetas: ,