Aprovechando los niveles de miniaturización de los dispositivos móviles, hace ya unos cuantos años que algunos fabricantes chinos han hecho incursiones en la creación de relojes que se comportaban como pendrives, reproductores de mp3 y mp4 y alguno que otro con teléfono.

Ahora Samsung saca un modelo definitivo que será puesto a la venta, el s9110 será un terminal táctil, con pantalla de 176×220 y 1’76 pulgadas. Integra 40 megas de memoria y conectividad bluetooth y GPRS. Todo ello en un tamaño de 57x41x12.
A pesar de tener la tentación de imitar el uso que hacía Michael Knight con su reloj en el coche fantástico, es evidente que un reloj con función de teléfono, sin manos libres bluetooth no tiene ningún sentido. Aunque su escasa batería de 630mAh de litio puede ser escasa para tenerlo continuamente conectado.

Al igual que Samsung, LG también ha hecho sus "pinitos" con los móviles con reloj, fue de las pioneras en sacar móviles de este tipo con menús flash y una tecla navy roller que tenía función de pulsación. Ahora, estas dos marcas niponas comienzan a apostar por lo que no hace tanto era mero alarde de capacidad de ingeniería. Veremos si algún segmento de mercado se lanza a por modelos de este tipo, donde los ejecutivos tienen todas las papeletas de ser los primerizos en estas lides. Veremos cómo evoluciona el mercado.


Etiquetas: , ,