Samsung ha inaugurado hoy oficialmente la campaña de marketing más grande que se le recuerda en mucho tiempo destinada a un teléfono, el Samsung i900, más conocido como Omnia. Un nombre sublime para un teléfono que promete no serlo menos.

Las credenciales que presenta le hacen ser un objeto de deseo desde el instante que se observa por primera vez, a saber: pantalla de resolución 400×240 (superior al estándar actual aunque extravagante) de 65000 colores, procesador Marvell a 624Mhz, 128mb de RAM para no sufrir ni la más pequeña ralentización sobre el sistema operativo Windows Mobile 6.1 que monta de serie, reproducción nativa de XVID y DIVX, bluetooth 2.0, GPS, 3G con HSDPA a 7,2Mbps para transferencia de datos y como colofón, la guinda del pastel, una cámara de 5 megapixels con detector de sonrisas de extraordinaria calidad para ser un sensor Cmos.

Para hacer llegar al gran público tanta función integrada en este terminal y hacer ver al mundo que no sólo del iPhone vive el hombre, Samsung ha desplegado una campaña basada en potenciar las funciones táctiles que tanta fama le han dado al terminal de Apple.

Aunque bien es cierto, que el terminal de Samsung no es multitouch (reconocimiento de más de un dedo sobre la pantalla) ni incorpora el acelerómetro que tanta fama ha otorgado a su competidor (Samsung implementa el giro automático de pantalla mediante un sensor en la cámara).

Para empezar crearon durante Agosto la web www.dondeestaeldedodecolon.com donde montaban una parafernalia en torno al dedo índice del mayor descubridor de todos los tiempos, y ahora en Septiembre, a la vuelta de vacaciones, han desembocado en una ciudad virtual de dedos www.touchcity.es en la que podemos degustar todas las excelencias de este terminal y ponernos los dientes largos mientras se distribuye por España de forma oficial.

El sistema operativo quizás sea menos intuitivo y orientado hacia funciones táctiles que el del rival al que intenta hacer sombra, pero intenta compensar con funciones mejoradas en otros aspectos (cámara, radio, compatibilidad multimedia,capacidades de transferencia de datos) las carencias que presenta (pantalla de menor calidad en el Omnia, ausencia de multitouch, entorno gráfico menos amigable).

El tiempo dirá si es un digno rival, a priori tiene todas las papeletas para apropiarse de una cuota de mercado algo huérfana de términales similares con estas características relatadas, con la única presencia reseñable del HTC Diamond, el iPhone y el recién llegado Omnia.


Etiquetas: , , ,