Samsung se ha convertido en una referencia en el mundo de los smartphones. Todos los años esperamos los Galaxy con ganas y no es casual: son teléfonos de vanguardia que nos enseñan cuáles son las tendencias. Este año su buque insignia es el Samsung Galaxy S4.

A simple vista, cuando se ve en fotos, parece que el cambio respecto al S3 es pequeño. Sin embargo, una vez lo tenemos en mano la experiencia cambia completamente. Hoy en Tecnología de tú a tú os hablamos de él a fondo tras probarlo para vosotros.

Pocos cambios a simple vista, muchos en mano

Cuando ves el Samsung Galaxy S4 en fotos, parece un modelo más pero cuando lo coges cambia radicalmente. Se nota que es un smartphone en el que Samsung ha puesto mucho mimo en el diseño y en la fabricación. Sigue siendo ligero pero ahora es más refinado.

Tanto el modelo blanco como el azul marino lucen a la perfección. Fino, para nosotros resulta un tamaño perfecto: ni muy grande ni muy pequeño. A pesar de que tiene cinco pulgadas de pantalla. Al tacto es muy agradable.

Samsung ha mantenido muchas de las señas de identidad de su diseño: el botón físico, la batería extraíble… En resumen: no tenemos que dejarnos llevar por las fotos promocionales, posiblemente sea el mejor smartphone que han creado los coreanos hasta la fecha.

Pantalla

La pantalla del Samsung Galaxy S4 ha crecido un poco de tamaño. Ahora es de cinco pulgadas, sólo dos décimas de pulgada más. Un cambio pequeño donde la gran diferencia la encontramos en su panel. Por fin llega la alta definición pura con un 1920×1080 espectacular.

No sólo tiene más resolución sino que también Samsung ha mejorado la calidad de su panel. Ahora la gestión de los colores es mucho más correcta que en los modelos anteriores. Tanto las imágenes como el vídeo los textos se ven perfectamente.

Si venimos de un móvil con pantalla pequeña, nos costará acostumbrarnos un poco a este formato. Sin embargo, en cuanto llevemos un rato con él veremos que tener cinco pulgadas en alta definición no deja indiferente a nadie. Ver nuestro contenido así es espectacular.

Rendimiento

Al ser el smartphone de referencia, el Samsung Galaxy S4 cuenta con uno de los procesador más punteros del momento: el Snapdragon 600. O lo que es lo mismo, cuatro núcleos a 1,6GHz que junto a sus 2GB ofrecen un rendimiento excelente.

Desde el momento en el que encendemos la pantalla y empezamos a movernos por sus aplicaciones, vemos que velocidad no le falta. Rápido, puede correr cualquier aplicación sin problemas.

La batería, extraíble, se ha aprovechado del incremento de tamaño del teléfono para añadir un poco más de autonomía. Es capaz de aguantar un día de uso sin problema, salvo que le demos muchísimo uso reproduciendo vídeo o jugando a títulos exigentes.

Lo que está claro es que Samsung ha logrado con el S4 volver a ser una referencia en potencia. No decepciona y además, si nuestro operador de móvil lo soporta, podremos usar las redes 4G, más rápidas que las actuales 3G que usan todas las compañías.

Cámara

Otro apartado que introduce grandes novedades es la cámara. Samsung vuelve a apostar por la tecnología de Sony e introduce el último sensor de este fabricante. El mismo que lleva el Sony Xperia Z por lo que el nivel de calidad fotográfica que podemos esperar de él es excelente.

En las pruebas que hemos hecho, sus 13 megapíxeles nos permiten tomas fotografías muy buenas. A veces tiende a saturar un poco algunos tonos de color pero la nitidez y los resultados que dan nos permitirá sustituir por un rato a nuestra cámara.

Además del sensor, Galaxy S4 introduce unas cuantas aplicaciones y efectos especiales: podemos eliminar gente de las fotos, combinar imágenes con la cámara delantera y trasera, efectos de todo tipo, HDR…. Además luego Android cuenta con bastantes aplicaciones para editar como Snapseed.

Aplicaciones

Cada vez más los fabricantes introducen aplicaciones exclusivas en sus smartphones. El Galaxy S4 cuenta con un buen puñado de apps que ofrecen bastantes funciones que por defecto no están en Android ni tampoco en forma de aplicaciones en Google Play.

Por ejemplo, tenemos una aplicación para planificar nuestros viajes que a la vez podemos usar como traductor de voz o mensajes de texto. Si nos gusta cuidarnos, también tenemos una para controlar nuestra actividad diaria y estar siempre en forma.

Además, Samsung Galaxy S4 cuenta con la capa de personalización que le da un toque único al teléfono. Algunas aplicaciones que ya estaban, como la de tomar notas, vuelven a estar presentes.

Conclusiones

Samsung vuelve a estar a la altura de las expectativas. Es cierto que no introduce ninguna tecnología disruptiva ni tampoco un diseño radical. Sin embargo, sus novedades y cambios justifican de sobra la evolución. No se trata de una simple actualización.

Es un terminal con personalidad propia y funciones que harán las delicias de los usuarios más geeks pero también de quienes quieran un terminal sencillo para el día a día. Uno de nuestros smartphones favoritos en lo que va de año.

 

Puedes encontrar más información sobre el Samsung Galaxy S4 en la tienda online de El Corte Inglés.

En Tecnología de tú a tú | Cinco aplicaciones para leer libros electrónicos en el móvil


Etiquetas: