Ya está aquí. Google y Samsung han presentado el nuevo móvil que han creado conjuntamente: Samsung Galaxy Nexus es, además, el primer smartphone con Android 4.0, Ice Cream Sandwich, el sistema operativo desarrollado por Google que incorpora entre sus funcionalidades la posibilidad de desbloquear el teléfono mediante reconocimiento facial o nuevas herramientas de edición fotográfica (estabilizador de zoom o sistema de captación de panorámicas). En el nuevo smartphone, además, la navegación será completamente táctil.

Pero el Galaxy Nexus puede alardear de más cosas. Para empezar, de una pantalla Super AMOLED de 4,65 pulgadas con una resolución de 1280×720 píxeles, para una densidad de 316 ppp. Pero el terminal, además de diseño, presume de interior, gracias a un microprocesador de doble núcleo a 1,2 GHz. Las dos cámaras que posee el Galaxy Nexus son otro elemento a tener en cuenta. La trasera, de 5 megapíxeles, es capaz de grabar vídeo de alta definición y la delantera, de 1,3 megapíxeles, está incorporada para las videollamadas.

El Galaxy Nexus estará conectado a la nube, lo que facilitará la sincronización y la disponibilidad de contenidos como el correo electrónico, la agenda de contactos o más datos en cualquier lugar.

Máxima conectividad
El nuevo dispositivo de Samsung está preparado para convertirse en un monedero gracias a la conectividad NFC, con la que pueden realizarse pagos, si bien esta opción estará disponible sólo en Estados Unidos, donde Google está testando esta funcionalidad. Estos terminales también aceptarán conexiones más rápidas que el 3G como el HSPA (High-Speed Packet Access) y el LTE (Long Term Evolution) que permitirán una navegación más rápida.

El nuevo teléfono de Google y Samsung se comercializará en dos versiones, de 16 y 32 GB y llegará a España a finales de año.


Etiquetas: