kzoom-1Cada vez hacemos más fotos con el móvil. Es una realidad y es que aunque las cámaras de toda la vida se siguen haciendo un hueco, para tomar imágenes rápido nos gusta sacar nuestro teléfono. Rápido, eficaz y con la posibilidad de compartirlas al momento con nuestros amigos.

Los móviles cada vez tienen mejores cámaras pero incluso entre ellos hay clases. Algunos tienen mejores sensores que otros pero hay un modelo que se diferencia del resto por su singular propuesta: el Samsung Galaxy K Zoom. Uh híbrido entre teléfono y cámara compacta perfecto para los amantes de la fotografía.

Un smartphone potente ante todo

Por dentro un Samsung Galaxy K Zoom no tiene nada que envidiarle a otros smartphones del mercado. Se parece por ejemplo al Samsung Galaxy S5 y su parecido no solo está en el exterior. Por dentro de un terminal potente que nos permite hacer de todo con él y al que no le falta de nada.

Su procesador de seis núcleos permite que la última versión de Android vaya siempre fluida y sin tirones. Podemos abrir desde las aplicaciones más básicas a juegos potentes sin notar ningún tipo de problema. Además, viene con conexión 4G para que le saquemos el máximo provecho a nuestro bono de datos.

La batería aguanta un día sin problemas y la pantalla con resolución HD se ve espectacular gracias a la tecnología de Samsung. La memoria es ampliable y podemos ponerle una microSD para ir guardando todas nuestras fotos. ¿Quieres conectar el móvil a la tele? Podrás hacerlo o bien por cable MHL o sin cables gracias a WiFi Direct, si tu televisor es compatible con esta tecnología, claro.

Por especificaciones es un móvil al que no le falta de nada y en ese sentido siempre vamos a tener un smartphone de garantías listo para lo que necesitemos. Potencia, buena memoria y opciones de conectividad junto a una batería que nos aguante bien. Sin embargo, estas no son las únicas virtudes del Samsung Galaxy K Zoom: su clave está en la cámara.

¿Qué hace diferente a la cámara del Galaxy K Zoom?

kzoom-2

Si nos fijamos en el dato puro y duro de la resolución de la cámara, vemos que tiene 20 megapíxeles. Una cantidad muy elevada a la que muy pocos móviles pueden llegar. Sin embargo, este móvil es diferente al resto por algo muy sencillo pero a la vez muy útil: su zoom óptico.

Coged cualquier móvil y fijaos en su cámara trasera. Es plana, ocupa poco espacio sí pero cuando queremos hacer zoom, lo hace en digital. Es decir, cuando queremos ampliar una imagen el móvil se encarga de hacer zoom con un proceso interno y el resultado no siempre es bueno. Con el Samsung Galaxy K Zoom no tendremos ese problemas.

Gracias a su óptica podremos hacer zoom analógico gracias a su lente de diez aumentos. Es decir, podremos enfocar y fotografíar objetos más lejanos de cerca con mayor nitidez y precisión. Este elemento marca la diferencia y ningún otro smartphone puede competir con él.

Sin embargo, esta no es su única arma. Además de zoom nos permite grabar vídeo a Full HD (1980 x 1080 píxeles) a 60 fotogramas por segundo. Esto significa que cuando tomemos imágenes en movimiento todo se verá de forma fluida y sin tirones o borrones. Vídeo fluido con una calidad y nitidez muy conseguida.

Al ser un móvil con cámara incorporada, tendremos más control de la imagen. Podremos ajustar de forma más sencilla la iluminación o la velocidad de disparo. Perfecto para tomar fotos perfectas ya que no siempre el modo automático nos da el resultado que nosotros queremos.

Trucos que debes conocer para sacarle el máximo provecho

 

kzoom-4

Está claro que el Samsung Galaxy K Zoom tiene una clara orientación a apuntar y disparar para tomar fotos. Sin embargo, la cámara esconde unos cuantos modos para que le saquemos más provecho y podamos hacer fotos y vídeos únicos. Por ejemplo: ¿sabías que tiene un montón de modos de disparo diferentes?

Cuando estamos tomando una foto podemos elegir en la pantalla varios modos: fotos de retratos, atardeceres, con los colores más vibrantes. Hay un montón de opciones para elegir y los resultados que obtenemos son muy buenos ya que nos permite darle un toque único a cada imagen.

kzoom-6

Aunque no se trata de un modo en sí, la cámara del Samsung Galaxy K Zoom cuenta con un estabilizador de imagen que permite que los vídeos que grabemos siempre se vean rectos y no movidos. Si no tienes pulso para robar panderetas no te preocupes, con este móvil saldrá todo perfecto.

¿Sabes por qué el Samsung Galaxy K Zoom tiene un botón extra en el lateral? Para disparar con la cámara en vez de tener que hacerlo pulsando sobre la pantalla. Así nos evitamos que el móvil vibre y no salga movido. Además, si pulsas el botón de volumen y el de la cámara podrás usar la aplicación directamente.

Aplicaciones indispensables para tu Galaxy K Zoom

Por supuesto que el Samsung Galaxy K Zoom no es solo un móvil que hace grandes fotos sino que también podemos aprovechar su potencia para editar las fotos directamente. Algunas aplicaciones nos permitirán hacer ediciones rápidas como recortar o enderezar mientras que otras nos permitirán ser algo más creativos.

Por ejemplo, Snapseed nos permite añadir efectos y hacer retoques rápidos de forma muy intuitiva. Parecida a ella tenemos VSCO Cam con una gran colección de filtros para editar las imágenes y modificar la luz para conseguir resultados alucinantes. Es una de nuestras favoritas.

vsco

También tenemos Afterlight que hace poco debutó en Android. Una aplicación de retoque que se diferencia del resto por su opción para meter filtros y marcos únicos. Merece la pena darle una oportunidad porque la aplicación es realmente completa.

Por último, pero no menos importante, lo recomendable con un móvil con el que vamos a hacer tantas fotos es tener nuestras fotos siempre organizadas. Con Dropbox y Google Drive podemos activar la subida automática de imágenes para guardarlas en la nube y tenerlas siempre a mano en el teléfono o en el ordenador. ¿Qué te parece este móvil? Puedes hacerte con él en El Corte Inglés aquí.

Samsung Galaxy K Zoom

kzoom-3

boton-compra


Etiquetas: ,