La pantalla táctil ha llegado junto al iPhone y parece ser que se va a quedar entre nosotros mucho tiempo. Es cierto que ya tienen varios años de antigüedad, pero es en la actualidad cuando el coste de fabricación ha bajado a límites aceptables para la venta masiva. Después de diversas probaturas, se ha alcanzado unos estándares de calidad notables con una fiable respuesta al tacto.

Y por último, la llegada de los smartphones al mercado ha sido el revulsivo definitivo. Apple ha sido quien mejor ha sabido vender este producto en un principio, pero la veda ya está abierta, y tras el desconcierto inicial, las principales compañías de telefonía móvil han reaccionado con muy buenos productos que auguran una feroz competencia en este campo en el año que entra. Estaremos a la expectativa.


Etiquetas: