La entrada oficial en el mes de Julio supone la inauguración oficial del periodo de rebajas de los grandes centros comerciales. Este año además nos encontramos con una imposición de la Comunidad Europea que obliga a todos los operadores europeos a reducir las abusivas y arbitrarias tarifas que proporcionaban a los usuarios cuando hacía uso de sus móviles en itinerancia, es decir, cuando se usa el móvil fuera del país que le da cobertura oficial del operador.

Las llamadas quedan restringidas a un límite de precio por minuto de 43 céntimos para el que la realiza y de 19 céntimos para el que recibe. Hay que recordar que las llamadas en roaming suelen implicar un gasto tanto al que llama como al que recibe la llamada, pagando uno el tramo nacional y otro el internacional. Los mensajes se ven fijados a un límite de 11 céntimos (13 céntimos incluyendo el IVA), lo que provoca la curiosa situación de que cuesta más enviar un mensaje nacional que internacional en el caso de los grandes operadores del país (Vodafone, Movistar, Orange y Yoigo), donde los 15 céntimos más iva (17 céntimos) son casi un estándar.

Los operadores virtuales sí que suelen estar por debajo incluso de la directriz de la Comunidad Europea para mensajes internacionales en el caso de los SMS. El tráfico de datos también se lleva su remodelación, donde se impone 1€=1Mbyte como máximo a cobrar al estar en el extranjero. Un alivio sin duda. Los operadores evidentemente, para paliar estas medidas han subido, en algunos casos, el establecimiento de llamada para las llamadas en roaming, algo sobre lo que no dice nada la Comunidad Europea.

Esto se hizo durante los meses anteriores a la entrada en vigor de esta medida hoy 1 de Julio. Sólo falta ver si solventan la incongruencia del precio de los sms en territorio nacional y al extranjero, o quizás habrá que esperar a que la Comunidad Europea se pronuncie de nuevo, puede que para entonces exista el establecimiento de conexión de los sms para compensar, tiempo al tiempo…


Etiquetas: ,