4380752444_7840a9f3a2_b

Los teléfonos móviles han bajado de precio en los últimos años hasta el punto de tener propuestas por menos de 100€. Los móviles de gama alta siguen costando incluso más de 1.000€, pero, en las gamas más básicas, la tendencia es a la baja.

Menos de 100 euros para un teléfono móvil libre es un precio que los pone al alcance de prácticamente cualquier presupuesto, pero no sin que haya que hacer más de una concesión para no caer en la desesperación.

Los teléfonos “feature phone”, los que no son “smart”, siguen teniendo su audiencia, pero cada vez más minoritaria a la vista de que ya se puede tener un smartphone por un precio similar, e incluso menor que el de los teléfonos de toda la vida.

19780216220_bb5441170a_k

Saber a qué atenerse

Cuando nos gastamos, digamos, 99€ en un teléfono móvil Android o Windows Phone (olvídate de los iPhone a menos que busques en el mercado de segunda mano), tenemos a nuestro alcance todo el ecosistema de aplicaciones de Google y Microsoft, respectivamente.

Pero eso no quiere decir que podamos usar el terminal del mismo modo que usaríamos un dispositivo valorado en 400€. El potencial existe, pero, en la práctica, un precio reducido lleva asociado un hardware limitado. Por no decir, muy limitado.

16706735706_fce3a0d504_k

Así que lo primero que hay que hacer es plantearse de un modo realista qué queremos hacer con el móvil, y adecuarlo a las posibilidades que brinda un smartphone con un precio por debajo de 100€.

Las limitaciones

Las limitaciones de los terminales económicos empiezan por su espacio de almacenamiento, limitado a 4 GB u 8 GB. Esta cantidad estará compartida por el sistema, de modo que el que queda libre para instalar aplicaciones o almacenar fotos es aún menor, de aproximadamente la mitad.

16110196064_165191484b_k

Es cierto que los terminales suelen incluir una ranura para tarjetas de memoria microSD, pero en la práctica, hay aplicaciones que solo se pueden instalar en la memoria principal. Además, hay aplicaciones que usan archivos temporales que solo pueden crearse en el espacio de almacenamiento interno.

Así que, como primera medida, hazte a la idea de que el número de aplicaciones que podrás usar es reducido. Con un terminal con 4 GB, olvídate de instalar juegos como Asphalt, que necesitan casi 1 GB de archivos para funcionar, por ejemplo.

26023065172_f5e82299bf_k

Otro de los puntos débiles de los smartphones económicos es la memoria RAM. Hay modelos con 1 GB, aunque también con 512 MB (medio giga). Este hecho hace que la multitarea no sea el punto fuerte de estos móviles. Mejor si usas una aplicación de cada vez y no tienes muchas abiertas en segundo plano.

Tampoco esperes que el procesador de estos terminales sea el más potente. Ni en procesamiento de aplicaciones ni en aceleración de juegos. Si bien los sistemas operativos están preparados para “el caso peor”, no esperes que el dispositivo vaya fluido siempre. O dicho de otro modo, tendrás que esperar a que las aplicaciones se abran o se cierren, o a que acaben de hacer lo que estén haciendo antes de recuperar el control del terminal.

La navegación web, en el caso de que quieras visitar páginas interactivas o con contenidos multimedia, también puede ser poco ágil.

La cámara de fotos te servirá para capturar imágenes, aunque con limitaciones en aspectos como la medición de luz o la velocidad de enfoque. O la posibilidad de realizar ajustes de modo manual. Además, los resultados en situaciones con luz escasa e interiores no serán especialmente buenos.

Otro tanto se puede decir sobre la cámara frontal. Y de la grabación de vídeo. Se pueden hacer fotos y capturar vídeos, pero de una forma básica y con una calidad modesta. No será extraño que haya fotos sobre expuestas o sub expuestas. O mal enfocadas. Son cámaras de 2 Mpx, 5 Mpx u 8 Mpx para la trasera, e incluso VGA para la frontal.

16110329434_910b260204_k

La pantalla tendrá una resolución también baja. 800 x 480 píxeles es una cifra habitual, o 960 x 540 píxeles, lejos de los 1.920 x 1.080 de móviles más solventes. La densidad de píxeles será de menos de 300 ppp, lo cual hace que se vean si nos fijamos en ellos. No tendrás Gorilla Glass para proteger la pantalla, lo cual supone tener que cuidar de manera especial al terminal para que no aparezcan arañazos.

En cuanto a acabados, el plástico es lo que puedes esperar, sin más. Resistente dependiendo del modelo, pero plástico.

Tecnologías que sí están

En cuanto a conectividad, la tecnología 4G sí que es posible encontrarla en este tipo de terminales, e incluso doble SIM.

doble sim

La Radio FM también está presente en esta gama de terminales. Un buen punto para usuarios “analógicos”, como una forma de sacar partido cotidiano al móvil.
moviles lumia
La batería es un apartado que en esta categoría de móviles está por encima de la media, en general. Por un lado, tenemos procesadores modestos en cuanto a rendimiento, así como componentes poco exigentes en otros apartados. Y, por otro, está el hecho de que, al estar más limitados, se usan menos que los smartphones en los que es más cómodo y ágil afrontar tareas.

Escenarios de uso

Con estos condicionantes, los escenarios de uso en los que podemos encajar este tipo de terminales económicos se ciñen a los más modestos, con un uso limitado de aplicaciones aparte de las que estén integradas en el sistema. Por su parte, la navegación con apps de mapas como Google Maps o los Mapas de Microsoft no deberían dar problemas.

generico uso del movil

El uso de redes sociales como WhatsApp, Twitter, Facebook o Snapchat es también perfecto para estos móviles, aunque con el condicionante de tener una cámara de calidad muy modesta. Instagram, por ejemplo, no es precisamente la red más beneficiada por esta circunstancia.

Los juegos, estarán limitados a los ocasionales con poca carga gráfica. Tipo Candy Crush, por ejemplo.

Como reproductores multimedia, siempre y cuando usemos una tarjeta de memoria microSD, podremos ver películas o escuchar música, aunque con la precaución de no esperar que la calidad de la pantalla o el sonido sea excepcional.

La radio FM es un buen punto como elemento para el ocio. Además, la autonomía de estos terminales, por lo general, será suficiente para llegar al final del día sin preocupaciones.

Elige dentro de las posibilidades

Elegir un terminal en este rango de precio pasa por hacer una lista con las tecnologías disponibles y ver qué modelos se acercan más a nuestro “Frankenstein” ideal. Por ejemplo, empezaremos haciendo una lista de deseos con 8 GB de almacenamiento, ranura microSD, 1 GB de RAM, cámara de 8 Mpx trasera, pantalla HD y 4G.

Es complicado que encontremos un teléfono por menos de 99€ con todo este repertorio de especificaciones, aunque hay que partir de una referencia, y mejor que sea a partir de la más exigente.

democratizacion

Si no encontramos nada que se adecue a esta lista, iremos rebajando especificaciones. Por ejemplo, nos quedamos con cámara de 5 Mpx en vez de ocho. O nos quedamos con una resolución de pantalla de 800 x 480 píxeles.

Ten en cuenta que en cuanto aumentes tu nivel de exigencia, el precio de los terminales que encuentres, también subirá. El siguiente punto de precio “psicológico” puede situarse en los 149€, y el siguiente en los 199€. Pero empecemos señalando dos ejemplos que rozan los 100 euros.

LG Smartphone libre LG X150

lg x150

Un terminal equilibrado para el precio que presenta. Con cámara de 5 Mpx, 8 Gb de memoria interna y 1 GB de RAM. La cámara frontal es de 2 Mpx. Su tamaño está en las 5” de pantalla.

Smartphone libre LG X150

Energy Sistem Phone Colors con Dual SIM

00157063406672__9_4__1200x1200

Este terminal, con un precio bien por debajo de 99€, cuenta con 4 GB de espacio interno, 512 MB de RAM, junto con cámara de 5 Mpx y un tamaño de 4” para la pantalla. De este modo, será manejable y fácil de llevar encima. También integra radio FM.

Energy Sistem Phone Colors con Dual SIM


Etiquetas: ,