Las aplicaciones basadas en la Nube pueden implementarse y ejecutarse en cuestión de días o semanas y cuestan menos. Con una aplicación de la Nube, sólo tiene que abrir un explorador, registrarse, personalizar la aplicación y empezar a usarla.


Etiquetas: ,