A pesar de las reticencias de Nokia, afirmando que la TV móvil no termina de despegar en Europa al ritmo previsto, los datos indican que cada vez más usuarios ven la televisión en estos dispositivos. Según publica The New York Times, en Suiza unas 40.000 personas ven cada día un noticiario de 100 segundos en el móvil y actualmente alrededor de un millón de usuarios italianos están pagando cerca 20 euros al mes para poder ver una docena de canales en el móvil.

Las compañías telefónicas de Europa y EEUU, imitando el modelo de mercado japonés donde ver la televisión en los dispositivos móviles es una práctica muy común y rentable, están haciendo una gran inversión en nuevas torres de transmisión, dispositivos móviles compatibles con la señal de televisión, y programas y ofertas para promocionar este servicio, pese a que todavía no están recibiendo un beneficio real.

Por ejemplo, el domingo pasado AT&T Wireless lanzó el servicio de TV móvil para ofrecer a sus 71,5 millones de clientes 10 canales optimizados exclusivamente para los dispositivos móviles, a un precio de 15 dólares al mes.

En Europa, Italia es el país líder en ofrecer este tipo de servicios y es donde opera la red de TV móvil más grande de este continente, 3 Italia, una operadora móvil propiedad de Hitchison Whampoa de Hong Kong que trabaja con unos 800.000 clientes.

Con el presumible ascenso en el número de usuarios y proveedores de servicios, la UE ya ha instado a utilizar un único estándar común para las transmisiones de TV móvil en territorio europeo, el DVB-H, incompatible con el sistema utilizado en EEUU y algunos países asiáticos.

Información cortesía de:


Etiquetas: