El viejo dilema de tener que escoger una cámara que tenga la opción de usar carcasa acuática parece llegar a su fin de una vez por todas. Canon y Fujifilm traen al usuario medio soluciones de gama media para situaciones semi extremas.

El ir a la playa, al campo o a la nieve por fin dejará de estar reñido con la preocupación por la salud tecnológica de la cámara de fotos que intenta capturar esos instantes de disfrute colectivo con amigos y familiares.

La propuesta de Fujifilm a través del modelo Z33WP se traduce en un diseño jovial, colorido, con carcasa antigolpes y capacidad de estar sumergida hasta tres metros durante casi tres horas. Se acabó aquello de soportar la lluvia nada más, como hasta ahora hacían algunas Olimpus por ejemplo.

Fujifilm ofrece una cámara con 10 megapixels de resolución, zoom óptico 3x y pantalla de 2’7 pulgadas, unas características de gama media unidas a las facultades acuáticas y antigolpes que dan lugar a un producto final muy interesante para los amantes del "point and flash".

Canon, por su parte, mediante el modelo D10 trae una cámara de similares características pero con el ligero toque de calidad superior otorgados por las lentes Canon frente al resto. En este caso se llega a los 12 megapixels y la capacidad de inmersión hasta los 10 metros.

Todo ello unido a las características antigolpes que la hacen tan todoterreno o más que el modelo de Fujifilm. Completan el producto una pantalla de 2’5 pulgadas y zoom 3x. El precio de ambos modelos rondará los 300 euros. Como ventajas de estos modelos cabe destacar el hecho de no tener que llevar la "típica" y abultada funda acuática que tan aparatosa es en las cámaras que la permiten.

Estas cámaras apenas ocupan espacio y permiten un uso "extremo" en el ámbito fotográfico. La curiosidad en estos modelos "todoterreno" radica en los límites que establece la garantía entre lo estipulado como uso normal, o más allá de las posibilidades que ofrece la cámara en cuanto a golpes o profundidad acuática soportada.

Lo que es evidente, es que es una apuesta arriesgada pero demandada por muchos usuarios que hasta ahora tenían que buscarse la vida de forma bastante compleja para paliar la escasez de productos de este tipo en el ámbito amateur de la fotografía.


Etiquetas: ,