Tras años demostrados del fracaso de la tecnología WAP en los celulares del mundo entero (salvo la excepción de Japón y el iMode de NTTDocomo, una fórmula de negocio excepcional), el giro del mercado hacia permitir el acceso a internet en los dispositivos móviles tal como lo conocemos en los ordenadores sobremesa ha hecho reflexionar a Nokia sobre la conveniencia de dar un paso más allá de la telefonía móvil.

Los portátiles parecen ser el nuevo objetivo de una compañía que puede permitirse excursiones comerciales de este tipo debido a sus ingentes beneficios. En declaraciones de Olli-Pekka Kallasvuo, jefe ejecutivo de la firma finlandesa, "Nokia esta planeando cómo entrar en el mercado de los portátiles de gama ejecutiva".

Esta aseveración viene a confirmar los fuertes rumores existentes desde hace cerca de un año sobre este aspecto, donde al igual que Apple se introdujo en la telefonía móvil, se esperaba este movimiento a la inversa de Nokia. Olli-Pekka también opinó sobre " la evidente convergencia a la que estamos asistiendo entre telefonía e informática es acuciante e imparable".

Nokia sabe de lo difícil que sería penetrar en un mercado tan asentado como el de la informática portátil, pero asentándose en su estructurada red de distribución, montaje y revendedores piensa que no le sería difícil abrirse un hueco en el mercado.

El objetivo sería evitar la avalancha de kits de internet que venden los operadores con un ordenador por una parte y el adaptador USB para la conexión a internet por otra. Nokia pretende implantar los modem HSDPA de serie en todos sus portátiles para que los operadores ya no sólo subvencionen teléfonos móviles, sino ordenadores completos de gama media y alta.

Habrá que esperar hasta el año 2010 para ver si fructifica esta idea de negocio y si es viable económicamente vista la situación global que empieza a afectar a la tecnología, el último eslavón de la cadena y el que más tarda en resentirse ante la crisis. De hecho, en tiempos de crisis la tecnología suele evolucionar de forma más rápida incluso, al igual que en tiempos de guerra.

Nokia desde luego no hará otro movimiento difuso como su intento de penetración en el mercado de los videojuegos con sus Nokia Ngage (QD posteriormente), está vez si ataca será definitivo y permanente.


Etiquetas: