La idea de una tienda de aplicaciones para un móvil era poco sugerente hace un par de años para los fabricantes imperantes en el mercado de la telefonía. Nokia, pionera en todos los ámbitos de la telefonía móvil, ha fracasado estrepitosamente en este aspecto, pensando quizás en el fracaso de aquello que ellos no visionaron cara al futuro.

Como rectificar es de sabios, la tienda online de Nokia está en camino, nombre clave: Nokia OVI. Es imposible que pase desapercibido el hecho de que Apple ha conseguido un billón de descargas de su tienda y, en consecuencia, miles de millones en ingresos. Los rumores que circulan en torno a la inminente tienda de Nokia la presuponen como una revolución en el mundo de la telefonía móvil, reinventando lo existente en la actualidad.

Nokia apuesta por conjugar multitud de aplicaciones con sus mapas para GPS, que es la gran baza en la que los operadores aún no pueden meter de lleno su entramado tarifario al ser de uso libre el sistema de posicionamiento global.

El mercado potencial de Nokia con su tienda será de 50 millones de usurios, Nokia OVI pretende superar el hito de los 20 millones de clientes de la AppleStore. No se puede dudar de que Nokia sacará un servicio de calidad, pues el poderío económico y de apoyo de fabricantes de software del que goza queda fuera de toda duda.

No estará sola en esta nueva andadura y desde el mes de Mayo se supone que estará disponible al público. Sólo falta de ver los precios que tendrán las aplicaciones y la compatibilidad multiplataforma, problema que Apple no tiene al tener un solo modelo.

Android por ahora tiene dos modelos idénticos a nivel hardware en un 99%, lo que hace que tampoco se enfrente aún a este problema. Nokia y Windows Mobile se enfrentan al handicap de ofrecer un servicio que se adapte a todos los sistemas que tienen en venta en el mercado, algo ambicioso que si se consigue puede llevarles a la victoria económica frente a sus modestos e innovadores competidores.

Los fabricantes no lo tienen claro, Samsung por ejemplo ofrece terminales con Symbian, con Android en breve y con Windows Mobile. Sonyericsson y Motorola un tanto de lo mismo. El que mucho abarca poco aprieta y esta guerra de guerrillas puede acabar con más de un histórico de la telefonía móvil, Sonyericsson pasa por un de sus peores momentos en la actualidad y Sony pretende escindirse de la joint venture que empredieron hace ya unos 7 años. Apasionante se presenta el futuro.


Etiquetas: